La verdad que hunde a Antonio David

0
261
Fuente: El Mundo
Fuente: El Mundo

La imagen de padre modélico comienza a tambalearse tras la verdad contada por Rocío Carrasco en su docuserie

Bajo el himno de la canción ‘¿Quién te crees tu?’ de Rocío Jurado, la sexta entrega de Rocío: Contar la verdad para seguir viva amenazaba con añadir nuevas pruebas al relato. Varios informes psicológicos de los niños y el relato de un episodio sobre la rotura del brazo de su hijo David, vuelven a poner en cuestión a Antonio David y su versión durante más de 20 años.

Cuando parecía que Rocío Carrasco no podría sorprender más con su relato, testimonio y pruebas; el episodio seis de la docuserie echa más leña al fuego contra la, ya tan conocida y falsa, imagen de buen padre que Antonio David ha conseguido alardear en los platós de televisión.

Antonio David alza la voz tras varias semanas en silencio

Tras varias semana de silencio, Antonio David reaparecía ante los cámaras dejando claro que no ha estado escondido todo este tiempo. “Voy a reunirme con mi abogado para tratar varios asuntos. Cuando llegue el momento tomaré la medidas legales oportunas porque se me está calumniando, difamando e injuriando”, ha afirmado el excolaborador ante los micrófonos.

Sobre su hija, Rocío Flores ha comentado que “no se encuentra todo lo bien que debería encontrarse” apelando que pese a todo ella es una mujer fuerte. En cuanto al tema de la caja fuerte, tratado en capítulos anteriores de la docuserie, Antonio David ha preferido no pronunciarse y se ha limitado a afirmar que “se va a demandar absolutamente todo lo que se pueda demandar”.

Capítulo 6: ¿Quién te crees tú?

Se ve desde lejos quién eres,
que vienes comiéndote el mundo.
Te piensas que gustas a todas.

– Rocío Jurado

Ya lo decía Rocío Jurado en el tema que da nombre al capítulo y ayer se mostró de nuevo la actitud de Antonio David en varios platós de televisión. En redes sociales, ya desde el primer capítulo, circulaban varios enfrentamientos que el excolaborador había tenido con Aída Nizar o en Crónicas Marcianas, por ejemplo.

También salió ayer un nombre que todavía no había aparecido en ninguna entrega: Raquel Mosquera. A quien Rocío se refirió claramente afirmando que ella no tiene ningún tipo de relación con esa señora o señorita. Pero el relato que ayer conmovió a todos los espectadores no fue otro que el episodio del brazo roto de su hijo menor, David Flores.

Un relato desgarrador y maquiavélico que deja en una postura aun más complicada, si puede, a Antonio David Flores. Su versión de padre ejemplar y luchador por sus hijos ya comenzaba a tambalearse al comienzo de la docuserie pero ahora, en el ecuador del relato, el castillo de naipes no mantiene ni una sola carta en pie. ¿Tendrá Antonio David un as bajo la manga para contraatacar de nuevo?

Publicidad

Deja un comentario