El volcán de La Palma no perdona

0
361

Crece la preocupación de los palmeros que lo han perdido todo

Ya han pasado 5 días desde que el volcán Cumbre Vieja de La Palma, situado en Montaña Rajada, entró en erupción a las 15:12 (hora local). Desde entonces, la angustia ha ido creciendo. A día de hoy se contabiliza que ha expulsado más de 26 millones de metros cúbicos de roca fundida. Momentos antes de la erupción, un terremoto de pequeña magnitud en el municipio de El Paso avisaba de la catástrofe que vendría después. El Instituto Volcanológico de Canarias advirtió en solo unas horas que, a causa del magma, ya eran siete las fisuras que se habían abierto en la zona forestal de Cabeza de Vaca, en El Paso. El Instituto Geográfico Nacional de España (IGN) ha puesto a disposición de los usuarios un mapa en el que se puede observar a tiempo real la evolución de las coladas.

Mapa interactivo a tiempo real de la evolución de las coladas del volcán de La Palma| Fuente: ING

Los expertos vulcanólogos predijeron que la lava caería al mar. En los últimos días han podido observar que la lava ha ido bajando de ritmo. Actualmente las coladas recorren aproximadamente 4 metros por hora. Esto supone un alivio para los expertos que dudan sobre si finalmente esta llegará al mar. El peligro de que ocurriera este hecho residía en la producción de gases perjudiciales para la salud.

Publicidad

Evacuados

Por su parte, los palmeros observan cómo recuerdos de una vida entera quedan sepultados bajo la lava sin poder hacer nada al respecto. Hasta la fecha, son más de 6.000 las personas que han tenido que ser evacuadas a zonas seguras. Son vecinos de Tazacorte, El Paso, Fuencaliente, Mazo, Los Llanos de Aridane, Alcalá y El Paraíso entre otros. Aquellos que no han podido quedarse en la casa de familiares o amigos han sido trasladados al Acuartelamiento de El Fuerte, en Breña Baja. Estos serán realojados en los próximos días en hoteles y centros sociosanitarios, según informó el presidente canario Ángel Víctor Torres.

Ángel Víctor Torres en una rueda de prensa | Fuente: gobiernodecanarias.org
Ángel Víctor Torres en una rueda de prensa | Fuente: gobiernodecanarias.org

Visita

Pedro Sánchez también ha querido mostrar su apoyo a los palmeros. Sánchez viajó el pasado lunes a La Palma para poder observar de primera mano el desastre. El presidente del Gobierno, al igual que los reyes, visitó a los damnificados por la erupción del volcán. Sánchez fue acompañado por el presidente canario y por el ministro del interior Fernando Grande-Marlaska. El Presidente del Gobierno expresó a través de su perfil en Twitter que seguirán trabajando “para proteger a la ciudadanía y reparar los daños ocasionados”.

Además de la visita del presidente del Gobierno, este jueves 23 los isleños recibieron la visita de SS.MM los Reyes. Estos asistieron al acuartelamiento de El Fuerte y anduvieron por El Paraíso; una de las zonas más afectadas. También hicieron una visita a los cuerpos de seguridad y emergencias, agradeciéndoles su labor.

El rey Felipe aseguró que “no van a faltar ayudas”. Explicó que “van a hacer todo lo que esté en su mano. No solo las administraciones; también las entidades privadas”.

Primeras actuaciones

El presidente de las Islas Canarias, Ángel Víctor Torres, explicó a los medios el pasado martes tras una reunión con la Comisaria Europea de los Fondos de Cohesión que es necesario llegar a los 400 millones de euros en daños para poder acceder a esas ayudas. Pero los afectados solicitan soluciones ya.

La Asociación de Usuarios Financieros (Asufin) y el Ejecutivo canario solicitaron al Gobierno de España que se declare la zona afectada por el volcán como parque nacional para expropiar y poder ofrecer una indemnización a aquellas personas que han perdido bienes, hogares, negocios y terrenos de explotación agraria. Ante dicha solicitud, el viernes día 24, Pedro Sánchez anunció que el próximo martes declarará La Palma como zona catastrófica en el Consejo de Ministros. La declaración de zona catastrófica supondrá una mayor rapidez a la hora de facilitar viviendas, enseres, mantenimiento de regadío, transporte y ERTEs (entre otras medidas) para aquellas personas y sectores que más daños hayan sufrido.

Además, el presidente del Gobierno ha asegurado que las medidas previstas para el futuro se aplicarán en un decreto realizado conjuntamente con el Gobierno de Canarias.

Por su parte, el Gobierno de Canarias ha respondido con la compra de 280 viviendas en La Palma para los damnificados. 257 de esas viviendas serán adquiridas por el Departamento de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias. Las 23 restantes serán cedidas por el Instituto Canario de la Vivienda (ICAVI), según fuentes gubernamentales.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario