¿Existirá un Fashion Week sostenible?

0
604
Desfile en New York Fashion Week // Fuente: The Stillman Exchange
Publicidad

 

En las redes sociales, revistas y otros medios de comunicación la semana de la moda parece muy glamurosa; pero su realidad tiene un precio inmensurable. Este año cuestionamos la dirección de la moda sostenible mediante los logros y fallos de los más famosos Fashion Week 2022.

Publicidad

La realidad de Fashion Week

La semana de la moda parece ser como el juego de la oca… de fashion week en fashion week y tiro porque me toca. La más famosa empieza en Nueva York y acaba en París, pasando antes por ciudades como Milán, Madrid o Londres. Modelos internacionales e invitados exclusivos vienen de todo el mundo para presenciar, a veces, desfiles de escasos minutos. En las redes sociales todo parece muy glamuroso, pero su realidad tiene un precio inmensurable.

Se estima que un típico New York Fashion Week emite hasta 48.000 toneladas métricas de dióxido de carbono. Desde los viajes internacionales en avión, coches y jets privados; hasta el uso excesivo de plástico, los fashion weeks podrían llegar a destruir nuestro planeta. Por suerte, en estos últimos fashion weeks, el mundo de la moda parece haber dado el paso necesario para que esto empiece a cambiar. Aquí tienes los logros y fallos de estos fashion weeks 2022.

Emma Chamberlain en Paris Fashion Week como ejemplo de si existirá una fashion week sostenible
Emma Chamberlain en Paris Fashion Week | Fuente: Wikimedia Commons

Logros de Fashion Week 2022

Desde la pandemia de la COVID-19, muchas marcas de ropa han limitado sus aforos en eventos y desfiles. Esto conlleva una reducción de la cantidad de invitados internacionales que utilizan aviones y jets privados. Otras marcas han optado por digitalizar sus desfiles parcial o completamente, como es el caso de Mercedes-Benz Fashion Week Rusia. Los organizadores de este gran evento han reducido su tamaño tres veces tras la pandemia, mientras que recogen más de medio millón de visitas en sus eventos digitales.

En los países escandinavos, la sostenibilidad no sólo se ha intentado mejorar reduciendo su impacto en el medioambiente, sino que se ha integrado en los aspectos más fundamentales de la organización de sus eventos. En Copenhague, por ejemplo, Cecile Thorsmark – CEO de Copenhague Fashion Week –  introdujo un plan de acción en 2020 el cual requerirá, a partir del año que viene, que las marcas participantes deban cumplir un mínimo de 18 criterios de sostenibilidad para poder participar.

En Estocolmo, se ha adoptado un cambio revolucionario. A principios de Septiembre, se inauguró el primer desfile de ropa de segunda mano a través de la colaboración de la aplicación Styles con Sellpy, una marca con prendas de segunda mano. Consiguieron así fomentar una conversación sobre la necesidad de la moda circular y reciclable en nuestra sociedad.

Fallos de Fashion Week 2022

Pero, a pesar de los cambios positivos que hemos visto este pasado mes de septiembre, también ha habido colaboraciones que nos han hecho cuestionar si en un futuro existirá realmente un Fashion Week sostenible.

Empecemos por las famosas hermanas Kardashians que son, sin duda, de los personajes públicos más influyentes de hoy en día. En cuanto a la moda, tienen un poder para viralizar y agotar cualquier cosa que saquen en sus redes sociales. Empiezan tendencias, acaban con otras… pero todo eso conlleva un gran compromiso para tomar decisiones responsables.

Colaboración Kourtney Kardashian x Bohoo

La hermana mayor de las Kardashian, Kourtney, anunció el mes pasado su colaboración con la marca de ropa y accesorios británica Bohoo como embajadora de sostenibilidad. Lo hizo mediante un desfile en New York Fashion Week. Todo puede sonar muy progresista si no conoces la reputación de esta entidad británica, pero la realidad es que Bohoo se conoce como una de las marcas fast fashion menos sostenibles del mundo. Por eso, muchos medios han cuestionado la verdadera intención de esta colaboración habiendo acusado a Bohoo de participar “greenwashing”. También preguntándose si la razón de trabajar con Kourtney Kardashian sería incrementar sus ventas, algo que iría en contra de los principios de una marca sostenible.

La moda digitalizada

Como solución del impacto de la semana de la moda en el medioambiente, muchas compañías han optado por prometer una mejora en la sostenibilidad de los fashion weeks a través de la moda completamente digitalizada. Prometen, en un futuro, garantizar que todos los problemas causados en el medioambiente por sus desfiles y eventos sean abolidos. Pero hasta que esto sea viable y posible, el sistema queda retenido en sus prácticas tradicionales.

Y lo cierto es que, aunque podamos confiar en la esperanza que trae esta promesa de digitalizar los fashion weeks en un futuro, lo poco que hemos visto de los fashion weeks digitales también tienen un peso increíblemente insostenible. El primer Metaverse Fashion Week que tuvo lugar en Marzo de este año, por ejemplo, se presentó como la solución idónea para la industria de la moda y sus efectos dañinos en el medioambiente. Sin embargo, resultó ser todo lo contrario. Para acceder a ella se necesitaron ordenadores y sistemas informáticos complejos y avanzados que necesitan una energía computacional extremamente insostenible.

Así que, no sabemos si llegarán a existir los fashion weeks sostenibles algún día. No hay duda de que, cada vez más, somos más conscientes de lo necesario que sería. Este año ha habido cambios indudables, pero eso no quita que nos quede un largo camino hasta conseguirlo.

Publicidad | Advertisement