Deathloop, un día eterno

0
254

La nueva propuesta de Arkane Studios

Un puzle infinito, una resaca cada mañana, unos egos insufribles y un par de trastornos mentales. Este es el cóctel que nos brinda Arkane Studios en Deathloop, su nuevo shooter en primera persona, centrado, así como sus anteriores obras, en una narrativa creada para un solo jugador.

Deathloop recuerda a las obras más celebres del estudio, como son Dishonored y su secuela. Reutiliza ideas de esta saga como el uso de los poderes (aunque esta vez limitándolos), conceptos argumentales y la kinestética que tanto caracteriza al estudio.

Publicidad

Una historia… ¿cíclica?

La trama de esta entrega nos encarna en la piel de Colt Vahn, un guardia de seguridad que se levanta con resaca en una playa. Colt tiene un único motivo para su existencia, acabar con la vida de 8 personas de interés para poder “romper el bucle” en la isla de Blackreef, que le hace repetir una y otra vez el mismo día.

Sin embargo, nuestro protagonista, a pesar de tener un carácter extravagante, cargado de dejadez, ingenuidad y bromas ingeniosas (y no tan ingeniosas…), no es el único personaje icónico que se halla en esta isla de coral negruzco y poderes asombrosos. Los 8 “Visionarios”, cada uno estará cargado de una personalidad única llena de fallos y virtudes que te hacen tanto amarlos como odiarlos a partes iguales. Desempeñan, desde un tono burlesco, su labor, que quieras acabar con ellos, destacando de entre todos ellos a Julianna Blake, una misteriosa contendiente que, como tú, es capaz de mantener sus recuerdos entre bucles.

Imagen promocional de Deathloop, proporcionada por Bethesda

Todo este misterio que nos plantea el juego sobre el origen de su protagonista, el porqué de tener que dar caza a los visionarios y por qué Colt quiere romper el bucle, son preguntas que se verán resueltas en el desarrollo de la trama. Además de hacerla progresar, pondrá a disposición del jugador de diversas formas más rápidas e ingeniosas de acabar con uno o varios visionarios a la vez, puesto que Colt solo dispone de cuatro horas al día para acabar con ellos.

Una jugabilidad de muerte

Este título, además de presentar una trama que recuerda en sus personajes a Dishonored, los sitúa en un escenario aún más lleno de interrogantes e intrigas, el bucle. Sin embargo, no es un mero elemento argumental, pues, introduce elementos innovadores a la jugabilidad. Dado que, hasta determinado punto del desarrollo de la trama, cada día empezarás perdiendo el progreso obtenido, teniendo que utilizar una “moneda” para poder mantener tu inventario de armas y poderes entre bucles.

Imagen promocional de Deathloop, proporcionada por Bethesda

Otra mecánica y la que me parece más rompedora de Deathloop es la posibilidad de jugar como Julianna. El papel de Julianna brinda, al contrario que sus antecesores, un elemento multijugador fundamental a la narrativa del juego, un sistema de cazador y presa asimétrico, pues, manejándola.  Tu único objetivo es acabar con Colt y evitar que termine el bucle, y sí, significa exactamente eso, que has de hacer uso de un amplio abanico y habilidades de engaño para poder exterminar a los jugadores que quieran disfrutar de la campaña, obligándoles si consigue darles caza a reiniciar prácticamente todo su progreso en un bucle.

¡Se ha escapado del museo!

Por último, pero no menos importante, me gustaría destacar el apartado artístico del videojuego, que mezcla de forma sublime el estilo cel shading caricaturesco típico de Arkane con diversidad de elementos del movimiento post-internet, observándose elementos ambientales que parecen sacados de obras como La Mascota o Hackeando el Bucle de Simon Stalenhag.

Maison Bernard: arquitectura orgánica de los años 60

Aparte se distingue una arquitectura típica de los años 60, cargada de vanguardismo, como es el organicismo, es por esto que gran parte de las estructuras del videojuego pueden recordar a edificaciones como la Maison Bernard de Antti Lovag, el Naucalpan de Juárez de Javier Senosiain o, sin irnos más lejos, las Torres Porta Fira de Toyo Ito. Además de todo lo ya mencionado culmina en una paleta de colores y un uso de figuras geométricas, así como unos vestuarios, que no hacen sí no recordar a la obra de Kubrick, con las alfombras que se ven en el hotel de El Resplandor o los elocuentes trajes de los protagonistas de la Naranja Mecánica.

Finalmente, y creo que se deduce a partir de mis palabras, no puedo no recomendar esta obra de arte. En Deathloop se puede apreciar el trabajo de Arkane Studios en su máximo exponente, puesto que han apostado a lo grande en lo que mejor se les da shooters en primera persona narrativos cargados de originalidad y con una dirección de arte que brilla en cada una de sus esquinas. Deathloop está disponible desde el pasado 14 de septiembre y podéis adquirirlo para las plataformas PlayStation 5 y Steam.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario