Una noche de cine en Tres Cantos

1
245
Galardonados del I Certamen de Cine Corto de Tres Cantos | Fuente propia

Los tricantinos celebraron el pasado sábado 20 de noviembre el I Certamen de Cine Corto en una noche de película

La alfombra roja, las luces de cañón y el photocall estaban listos para recibir a las estrellas de esa noche. Nadie contaba con ella, pero una fina lluvia se presentó también al certamen e interpretó un papel secundario. Por suerte, su aparición en escena fue corta y no opacó a los verdaderos protagonistas de la velada.

A las 19 horas, caras famosas del mundo del cine como la Bella y la Bestia, Jafar, Jack Sparrow, Spider-Woman y la Máscara –queremos pensar que Jim Carrey se encontraba debajo­–, se exhibieron en la Plaza del Ayuntamiento de Tres Cantos bajo las miradas de algunos curiosos que pasaban por allí. El alcalde de Tres Cantos, Jesús Moreno, fue de los primeros en posar en el photocall y responder a las preguntas de los periodistas. “Espero que este certamen sea un trampolín para sus películas y hacer realidad sus sueños”, expresó el alcalde con optimismo.

Publicidad
Personajes de películas que posaron en el photocall | Fuente propia

El aforo del teatro del Centro Cultural Adolfo Suárez estaba completo y las emociones se palpaban en el ambiente. De los 500 cortos nacionales e internacionales que se habían presentado al certamen, solo 30 habían sido seleccionados por el jurado, capitaneado por la cineasta española Gracia Querejeta, quien también asistió al evento. De los directores, protagonistas e integrantes de los 30 cortometrajes, sólo nueve lograron hacerse con el premio: un cheque de dinero y un trofeo de cristal fabricado exclusivamente en la Real Fábrica de Vidrio de La Granja.

Una actuación musical de la mano de la Escuela Municipal de Danza fue la encargada de abrir la gala de premios. Luces rojas, sillas, música, baile y sensualidad fueron suficientes para recrear un auténtico cabaret sobre el escenario. En las manos de la actriz Natalia Verbeke quedó la responsabilidad de conducir la entrega de premios, que junto a una Eva Hache tan cómica como siempre, consiguieron amenizar el certamen y divertir al público.

El Premio a Mejor Corto se lo llevó Una vida más, del director italiano Daniele Ragusa, que relata la vida de un taxista retirado que hace lo posible por mantener a flote a su familia. Las historias de corte social como esta fueron las que más triunfaron en el certamen. En ausencia del director, su productora subió al escenario para tomar el trofeo y el cheque.

Tampoco pudo recoger personalmente el premio la parisina Victoria Guillet, ganadora del Premio a la Mejor Dirección, que envió un vídeo para explicar el reciente fallecimiento de su madre, cuya enfermedad era la protagonista de su cortometraje, Dissension. En cambio, sí pudo recoger su trofeo la actriz francesa Sophie Maréchal, que ganó el Premio a la Mejor Interpretación Femenina por su actuación en Taro, donde encarna a la famosa fotógrafa Gerda Taro.

Durante los tres días previos en que se proyectaron las cintas finalistas, el público tuvo la oportunidad de votar el corto que más le gustó. Parresia, que narra cómo la vida de una trabajadora de la limpieza en el Congreso se transforma cuando encuentra un paquete, fue la galardonada con el Premio del Público.

Uno de los premios más celebrados de la noche fue el que se concedió al Mejor Corto Local. Se lo llevó Syria de Pablo Castillo, que se ganó al jurado con una historia de animación sobre el cambio de vida que experimenta una familia siria.

Entre los ganadores restantes, Survivers se llevó el premio a Mejor Guion; el trofeo al Mejor Intérprete Masculino fue para Tito Asorey por su trabajo en Canibalismo; el adjudicado a la Mejor Banda Sonora fue para Monstruos; y finalmente, el jurado otorgó el Premio a Mejor Vestuario al cortometraje Space Frankie.

La velada estuvo cargada de momentos cómicos, muchos de ellos por parte de los encargados de abrir el sobre y entregar el trofeo a los premiados. Como uno de los expertos del jurado seleccionados para conceder el Premio a Mejor Banda Sonora, que burlándose él mismo de su baja estatura comentaba: “Muchas gracias por poner el micro a la altura de alguien tan importante como yo”. Sin embargo, quien realmente puso el broche de humor a la gala fue Eva Hache, que cada tanto interrumpía la ceremonia de premios para contar un monólogo. “No puedo soportar no presentar una gala”, se justificaba saliendo inesperadamente al escenario.

La actriz Natalia Verbeke (Izq.) y la humorista Eva Hache (Dcha.) sobre el escenario de la gala | Fuente propia

Jesús Moreno subrayó en su discurso de cierre la altísima calidad de los 500 cortometrajes que se presentaron a este primer certamen. “Espero que este sea solo el punto de partida de un viaje que no termine nunca. Un viaje en el que puedan seguir contando historias que se proyectarán en los cines de Tres Cantos, de Madrid, de España y del mundo”, afirmó el alcalde tricantino.

Para sorpresa del público, la gala no terminó ahí, sino que le esperaba todavía una actuación musical de la mano de Eva Hache y su grupo ‘Vintache’, que no tardó en poner al teatro en pie para bailar al ritmo de temas tan conocidos como ‘Maniac’, de la película de 1983 ‘Flashdance’. Sin duda fue una noche de película, que llegó a los créditos con un ensordecedor aplauso del público.

Publicidad | Advertisement

1 Comentario

  1. Sublime, excepcional la forma de redactar un evento de entretenimiento y gran valor cultural. Mis felicitaciones a la redactora.

Deja un comentario