‘El Hombre del Norte’: una historia de venganza y una fotografía sublime

1
366
El reparto de 'El Hombre del Norte' | Fuente: Focus Features

Robert Eggers estrena su última película El Hombre del Norte. Una historia cargada de violencia, venganza y misticismo que acompaña en sintonía con un elenco y una atmósfera destacable.

El director de La Bruja (2015) y El Faro (2019) llega con El Hombre del Norte, su último y esperado filme, que acompaña con un aclamado elenco y una gran producción. Se trata del proyecto de Eggers con mayor presupuesto, y así le ha hecho justicia ofreciendo a su audiencia una historia con unas imágenes brillantemente enigmáticas que no pasarán desapercibidas.

Publicidad

Una gran producción y una gran documentación

Junto a la productora Focus Features y un presupuesto que oscila entre los 70 y 90 millones, Robert Eggers ha realizado su primera gran película de estudio. Se trata del tercer largometraje del director tras La Bruja (2015) y El Faro (2019), y ya se van asentando algunas de las características del cine de este director: una narrativa oscura, pausada aunque no tediosa y una cinematografía muy cuidada. En el caso de El hombre del Norte ha contado con la ayuda de Jarin Blaschke como director de fotografía y, el poeta y novelista Sjón Sigurdsson como coguionista. 

Si hay algo que valorar de este retrato vikingo es la exhaustiva investigación que hizo Eggers con la colaboración de historiadores, arqueólogos y lingüistas especializados. Con apenas tres largometrajes a sus espaldas, ya se puede apreciar esta como una de las características del cine de autor de este director: la rigurosa documentación. Para este último proyecto se ha sumergido en la cultura escandinava y ha inspirado su historia en la leyenda de Amleth, una figura reconocida en la leyenda medieval de esta región. Una epopeya que también ha dado vida a la reconocida obra de Shakespeare Hamlet y a títulos como El Rey León.

Alexander Skarsgård interpretando a Amleth | Fuente: Focus Features
Alexander Skarsgård interpretando a Amleth | Fuente: Focus Features

Una historia con raíces en el folklore vikingo y un elenco a la altura.

Mientras que Hamlet (título que sirve de anagrama de Amleth) se sitúa en una Dinamarca posterior a la leyenda, Eggers decide mantenerse fiel a la tradición vikinga en una versión situada en el siglo IX. Por otro lado, habría que destacar además la cotidianidad de la cultura vikinga presente en la cinta, así como la representación de las firmes creencias religiosas de esta población. El filme cuenta la historia del príncipe nórdico Amelth (Alexander Skarsgård), que busca vengar la muerte de su padre, el rey Aurvandill (Ethan Hawke) a manos de su propio hermano (Claes Bang).

La película además cuenta con actores como Nicole Kidman, reina Gudrún y madre de Amleth; Anya Taylor-Joy, la enigmática Olga que ayudará al protagonista en su misión y William Daffoe, que desgraciadamente no cuenta con una gran cuota de pantalla pero cuya presencia tiene fuerza durante todo el filme. No cabe duda de que el elenco era una de las razones por las que la película de El Hombre del Norte era una de las más esperadas de la temporada. Con un reparto de tal envergadura cabía esperar un gran nivel actoral pero no por ello sus actuaciones dejan de resultar sorprendentes. Y a pesar de lo elevado de las actuaciones de los actores de reparto, estos no le hacen eco a un entregado Alexander Skarsgård.

Alexander Skarsgård y Anya Taylor-Joy en ‘El Hombre del Norte’ | Fuente: Focus Features

Un retrato de fanatismo vikingo y una historia de venganza que se sostiene con un escenario insuperable.

La narrativa del filme tiene gran ritmo y a la vez sabe tomarse su requerido tiempo para pasar de un evento a otro. La cámara sigue una estudiada coreografía para seguir los pasos de los personajes a través de temporales, lucha y muerte. Y la fotografía se proclama como la joya de la corona deleitando con unos grandiosos paisajes islandeses y una gran armonía contenida en esas escenas oníricas; acompañada del sonido de unos tambores que aparecen como la tormenta que se avecina. 

Todo ello encaja como el meticuloso puzzle que Robert Eggers ha construido para elevar al siguiente nivel la historia de venganza que todos conocemos. La historia hace que nos cuestionemos si las decisiones de nuestro protagonista son, en última instancia, acertadas o nefastas. Si bien quiero decir que tras terminar su visionado, esta historia de venganza no terminó de calar en mí. Sin embargo, tras dejarla reposar y hablar con una amiga, el filme resurgió con otro color. Ella me recordó que la historia, fuera como fuese, es lo que sucedió. Por muchos ornamentos que le pongas tan sólo puedes darle tu toque personal a la hora de contarla. Y si aprecias las historias de venganza, la cultura vikinga, unas imágenes enigmáticas y unas actuaciones sobresalientes, entonces sí, esta es una película que desde luego merece la pena. 

Los cimientos de Eggers

En general, se siente el sello de Eggers en cada momento. A pesar de elevarse como director de renombre no deja de lado su estilo cinematográfico y se está afianzando como un gran director autoral. Sin embargo, esto ha generado cierto debate ya que no está generando tanto en la taquilla como cabía esperar. Se trata de su primer fin de semana de estreno por lo cual esta situación aún puede dar un vuelco.

Ahora bien, si ya eres un fan acérrimo de este autor,  me alegra informarte que este está considerando hacer una nueva versión de Nosferatus. Mientras, solo queda disfrutar de su filmografía.

Publicidad | Advertisement

1 Comentario

  1. Tan sólo comentar que Ainoa Martín hablando de The Northman se trata de un periodismo místico que nadie debería perderse.

Deja un comentario