La ruta navideña de Centro Europa

0
141
Mercado navideño de Budapest | Fuente: Beatriz Brogeras (El Generacional)
Mercado navideño Plaza de San Esteban (Budapest) | Fuente: Beatriz Brogeras (El Generacional)
Publicidad

Paseos entre luces de colores, olores dulces, bebidas calientes; y miles de puestos artesanales que decoran las calles de las principales ciudades de Europa durante la Navidad

A menos de un mes para que comience una de las épocas más esperadas del año, muchas capitales europeas ya se están preparando para la llegada de los miles de turistas que visitan sus mercadillos festivos. Y es que hay muchos lugares que se transforman en auténticas postales navideñas. Si aún no tienes plan para estas vacaciones, acompáñanos a visitar tres de los destinos europeos con los mejores mercados navideños del mundo.

La importancia de la Navidad en Centro Europa ya se ha convertido en una atracción turística muy demandada en las vacaciones de noviembre, diciembre y enero. Y no es para menos. Durante muchos años, el viejo continente sigue estando en el ranking de destinos más populares en esta época del año. Son muchas las ciudades que pueden presumir de  seguir siendo elegidas año tras año para combatir el frío con su magia de Adviento.

Publicidad

La selección de estas tres grandes ciudades europeas no es casualidad. Budapest, Viena y Praga, tienen una ubicación geográfica central en el continente y es fácil ir de una a otra. Es por ello que se ha convertido en una de las rutas más famosas para conocer Europa Central. El transporte entre las tres es barato y la Navidad es la excusa perfecta para conocerlas.

Praga, República Checa

En Praga basta con pasear por las calles y plazas del centro para encontrarse con el ambiente navideño. Las luces iluminan cada rincón de la ciudad y los grandes mercados instalados en las plazas principales. Desde el 20 de noviembre ya se ha podido disfrutar de los puestos artesanales y la comida tradicional en Náměstí Míru (Plaza de la Paz) y Náměstí Republiky (Plaza de la República). Pero a partir del 26 de noviembre se inauguran oficialmente los mercados de dos de los lugares más icónicos de la ciudad: la Plaza de la Ciudad Vieja y la Plaza de Wenceslao.

Mercado navideño Náměstí Míru (Praga) | Fuente: Beatriz Brogeras (El Generacional)

No te puedes ir de la capital checa sin ver el Belén y el gran árbol iluminado de la Plaza del Reloj. La ubicación en el centro de la urbe te obligará a ver las históricas joyas arquitectónicas del característico barrio praguense. Contemplar las vistas desde las alturas tampoco es mala opción, y si esperas las grandes colas de gente puedes hacerlo desde la Torre de la Pólvora o en la Torre del Puente de Carlos.

Pero no solo el centro está lleno de magia en Navidad. El barrio de la Ciudad Nueva y el barrio de Mala Strana te llevarán a descubrir las vistas de sus calles empedradas y del castillo de la ciudad. Además, hay muchos conciertos y actuaciones en directo de los que puedes disfrutar mientras te tomas uno de los dulces más populares de la zona: el Trdelnik. Después de dos años sin poder disfrutar de estos atractivos, estas navidades serán mucho más especiales para organizar una escapada a esta ciudad de cuento.

Budapest, Hungría

La perla del Danubio continúa siendo uno de los destinos más elegidos para disfrutar de la magia navideña en Europa. Inaugurados el 18 de noviembre y abiertos hasta enero, los mercados de la Plaza de San Esteban y la Plaza Vorosmarty ya hacen frente a las bajas temperaturas del invierno con más de 100 puestos de productos tradicionales. Los pasteles de semillas de amapolas y de nueces son algunos de los dulces más apetitosos de estos rincones.

Mercado navideño Plaza de San Esteban (Budapest) | Fuente: Beatriz Brogeras (El Generacional)

En la Plaza de San Esteban podrás disfrutar de un espectáculo de luces proyectadas en la basílica que da nombre a este importante lugar, situado en la originaria ciudad de Pest. Las proyecciones sobre su fachada se repiten durante todas las tardes cada media hora y acompañan de música e historia la visita al mercadillo.

Luces de Navidad (Budapest) | Fuente: Beatriz Brogeras (El Generacional)

Además de poder comprar los mejores souvenirs artesanales de la ciudad húngara, podrás disfrutar de la gastronomía local del país gracias a los vendedores de platos típicos. Langos (pan frito), goulash (sopa de carne y verduras), ponche; y varios tipos de embutidos, son algunos de ellos.

Dulces navideños(Budapest) | Fuente: Beatriz Brogeras (El Generacional)

Viena, Austria

Los mercados navideños de Viena ya son parte de la historia de la ciudad. Desde el S.XIII en la Edad Media se reparten por la capital austriaca adornando las calles y plazas imperiales. Entre los más conocidos, podemos destacar el que está situado en el la Plaza del Ayuntamiento: el mercadillo de Christkindlmarkt; el de la plaza de San Carlos, frente  la iglesia de su mismo nombre; o el mercado del palacio de Schönbrunn.

Los palacios de Belvedere también decoran sus fachadas con grandes puestos navideños de productos típicos. Todos son una excusa para no dejar de visitar la ciudad y aprovechar al máximo cada rincón sin prestar tanta atención al frío.

Una gran variedad de decoraciones embellece aún más los monumentos históricos donde se emplazan los mercadillos. Si quieres saborear los principales productos típicos, comprar un recuerdo único y conocer las culturas locales de estos países, no dudes en visitarlos en esta época del año.

Publicidad | Advertisement