11.8 C
Madrid
lunes, 11 diciembre, 2023
11.8 C
Madrid
lunes, 11 diciembre, 2023

Tate McRae rompe barreras con su impactante segundo álbum ‘Think Later’

Tate McRae publica su segundo álbum de estudio, THINK...

Enrique Iglesias vende su catálogo musical y sus derechos de imagen

El cantautor y productor español Enrique Iglesias...

Jaume Ripoll, alma de Filmin: “En casa, el cine ocupa tres cuartos de negocio y un cuarto de pasión”

Jaume Ripoll explica el nuevo paradigma a partir del Atlàntida y Filmin. «El mercado ha subido en cuanto a complejidad por la competencia y las inversiones».

Por las venas de Jaume Ripoll no corre otra cosa que cine. Creció en un videoclub, el negocio familiar, y ahora es el capitán de Filmin, un videoclub moderno. Su ópera prima literaria recibe el nombre del negocio que lo vio crecer en la capital mallorquina. Videoclub (Ediciones B, 2023) es una recopilación de momentos que han cambiado la vida del autor. Desde los inicios trabajando junto a sus padres hasta el éxito del Atlàntida Mallorca Film Fest.

A pocos días del inicio del festival, y de un proceso electoral, su director atiende a El Generacional en el Caixa Fòrum de Palma. Ahí mismo se colocó la primera piedra de la industria turística en Mallorca con el Gran Hotel. La joya modernista de Palma, que abrió sus puertas en 1903, fue hasta la inauguración del Hotel Ritz de Madrid en 1910 el hotel más lujoso del Estado. En la reciente rueda de prensa de presentación del Atlàntida, Ripoll avisó. “La temporada alta de turismo no debe ser la temporada baja de la cultura”.

Pregunta: Videoclub ha tenido una gran acogida, se está publicando su segunda edición. ¿Esperabas esta recepción?

Respuesta: Estoy muy contento. Cuando empecé a escribir tenía aquello algo pudoroso de pensar a quien le podía interesar lo que tenía que contar. Al principio tuve una pequeña crisis, supongo que es obvia, en la que me planteaba si este camino tendría público. Al final, sí que lo ha tenido, no solo en nuestra industria sino que también en un entorno mucho más amplio.

P: Comentas en el libro que en tu familia el cine siempre ha sido mitad negocio y mitad pasión. ¿Sigue siendo así?

R: No, yo creo que ahora todo es negocio. (Risas). En casa, ya sin mis padres, el cine ocupa tres cuartos de negocio y un cuarto de pasión. Lo dejamos así.

P: Fue gracioso cuando explicabas que en casa no teníais contratado Canal + por ser la competencia y subías a casa del vecino para ver los partidos del Barça.

R: Sí, en casa de Cati y Valentín. Es curioso, esta competencia, ahora ya no, como si fuera entre botigas, existía.

P: Entonces estás suscrito a otras plataformas.

R: Sí, ahora pago Filmin y el resto de plataformas.

P: ¿Qué detalles destacarías de estas aplicaciones de streaming?

R: De Netflix admiro la tecnología que tienen, que es sin duda la mejor. Por otro lado, de Disney + como han sabido integrar cosas que no tienen nada que ver, contenido infantil con otro más adulto, y el público se lo ha comprado.

P: Filmin ha crecido en este segundo trimestre del año. Por delante de Apple TV y Movistar +. ¿Cómo se consolida una plataforma como Filmin en un mercado tan competitivo?

R: Con constancia y teniendo un objetivo muy claro. En tener un discurso y mostrar un tipo de obras muy concreto, pero que a la vez el catálogo sea diverso y no puede faltar pasión, que la gente esté entregada.

P: ¿Con qué ojos crees que la prensa ve a Filmin?

R: No tanto la prensa, pero hubo una época en la que creo que Filmin fue percibida como una plataforma en la que solo podías encontrar cine de autor y ahora se ha convertido en una plataforma de calidad. Más allá del cine de autor. Este cambio, ha sido diferencial en los últimos cinco-seis años.

P: Hace unos días Carlos Boyero criticó el cine de autor de Filmin.

R: Sí, él tiene su opinión y yo tengo la mía. Realmente, una de las claves por las que Filmin ha llegado hasta aquí es por el apoyo de los medios de comunicación. Cuando no tienes muchos recursos para promocionar el producto estas alianzas son fundamentales.

P: Hace dos años El Generacional ya te entrevistó y en la misma entrevista salió la cuestión del lanzamiento internacional de Filmin. ¿En qué punto os encontráis?

R: Ahora mismo el foco lo tenemos aquí, en España. Creo que el mercado ha subido en cuanto a complejidad por la competencia y las inversiones que ha habido y pensamos que lo más sensato es centrarse en España y Portugal.

P: En 2019 Martin Scorsese publicó un artículo en The New York Times en el que criticaba duramente las películas de Marvel. Aunque más tarde suavizó su postura. ¿Te alineas con él?

R: No, al final generalizar no tiene mucho sentido. Hay películas de superhéroes que me gustan mucho y otras que no me gustan nada. La cuestión es si aquello es hegemónico y no permite que no se creen otro tipo de obras. Scorsese ha rodado The Irishman con 76 años y un presupuesto de 250 millones y unos años después ha rodado Killers of the Flower Moon con 200 millones de dólares. Por tanto, Scorsese está en una posición de privilegio y él, como Ridley Scott que ha rodado Napoleón, u otros directores mayores aún son capaces de rodar películas con grandes presupuestos. En este sentido, creo que ellos no se tienen que lamentar. Es cierto que defienden que el cine diverso tenga más atracción del público, pero no se consigue demonizando solo a Marvel.

P: Recientemente, habéis incorporado Filmin Comedy, una sección de monólogos en la que participan varios cómicos. ¿Una nueva forma de adaptarse?

R: Es una iniciativa de Joan López, trabajador de Filmin, propuso añadir a los apartados de arte, música o teatro un nuevo espacio de comedia. Yo no soy un especialista en comedia, no tengo un gran ojo para ello. Pero él sí, es un entusiasta, y quien está encabezando este canal es él. Además, una de las razones de Filmin también es esta. Ofrecer espacios en los que este tipo de obras singulares puedan tener visibilidad.

P: Hablando ya del Atlàntida. ¿Cuál fue tu reacción al avance electoral? (El festival tenía su fecha de inicio el 23-J).

R: Era el lunes después de las autonómicas y municipales. Siempre nos reunimos de forma online todo el equipo, yo aquel día tenía que ir a Barcelona. Despegamos y por un problema en las ruedas del avión tuvimos que regresar a tierra y volví a casa. En aquel momento, empiezo a recibir whatsapps. Avance electoral. (Risas). Fue un shock y un problema. Por suerte, reaccionamos rápido, los músicos aceptaron la complejidad porque nos lo ha trastocado. Ahora, hemos tenido que condensarlo todo. Al final, no hemos perdido ningún día, pero hemos tenido menos espacios para programar los diferentes eventos. De igual manera, este año no veremos banderolas del Atlàntida, porque están ocupadas por todas las campañas electorales.

Jaume Ripoll durante la rueda de prensa de presentación del Atlàtida en el Rívoli | Fuente: Gabriel Crespí. El Generacional

P: ¿Cómo es la tarea de dirigir un festival de cine?

R: En este sentido funcionamos, al igual que Filmin, de forma muy autónoma. La parte de producción la lidera Cristina Gómez, de la programación y la cuestión editorial me encargo yo y en la sección de marketing está Pilar Toro. Así, cada departamento funciona de forma autónoma y tienen mucha capacidad a la hora de tomar de decisiones. Esto nos permite ser muy ágiles, todos saben cómo es el festival y qué papel tiene cada uno.

P: ¿Empezáis a organizar el festival con mucha antelación?

R: A nivel de programación estamos todo el año pensando en ello. Es cierto que este año hemos tenido dificultades de financiamiento, lo que puso en peligro la edición presencial, no la online, esa seguiría. Estos problemas hicieron demorar la toma de decisiones y la contratación de personal.

P: En los primeros años del Atlàntida. ¿Qué festivales tomabas como referencia?

R: Sonará todo lo alocado que pueda sonar, pero el principal referente fue South By Southwest en Austin, Texas. Tiene esta idea en la que mezcla proyecciones, conferencias y conciertos y siempre fue nuestro ideal.

P: Esta va a ser la 13ª edición y la octava en Mallorca. ¿Cómo es la transición al pasar de ser un festival online a uno presencial?

R: Aquí hay dos vertientes. Lo que hacemos ahora es un festival presencial y otro online. En este último, hay 120 películas de las cuales 80 no se están pasando en Mallorca. Hacemos dos festivales a la vez y al presencial le añadimos la complejidad que tienen espacios al aire libre, temporada alta, conciertos y conferencias. No nos gusta ponernos las cosas fáciles. Cada año hay retos. Uno de ellos ha sido consolidar la vinculación pública con esta iniciativa privada. Creo que es el elemento más costoso.

P: Con todas las dificultades a la hora de recibir financiación. ¿Qué percepción crees que tienen las instituciones sobre el cine?

R: No lo sé, habrá que verlo. Hablar de las antiguas de poco sirve. Por tanto, en tres meses te podré decir cuanta estima tienen los responsables de las instituciones actuales por un festival como este y por el cine. Está por ver.

P: Comentaste en la rueda de prensa de presentación del festival que según el Observatorio Nacional de Cultura el Atlàntida Mallorca Film Fest es el quinto festival mejor valorado de España. ¿Qué peso tiene el festival en Mallorca?

R: Eso me lo tienes que decir tú, que eres de aquí. Creo que la respuesta está siendo muy buena. Una parte del público se lo ha hecho suyo y otra parte que aún no lo conoce o no lo acaba de entender. Ocurre también en otras ciudades. Podrás ir a San Sebastián donde ya está más que consolidado. Pero en una ciudad como Palma, tan heterogénea, encontramos complicaciones de relato. Aun así, la respuesta siempre ha sido buena.

P: ¿Qué visita de las últimas ediciones te ha hecho más ilusión?

R: Como momento me quedo con la cena que hicimos el año pasado en la que estaban Marina Abramović, Isabelle Huppert, Annie Ernaux, Gaspar Noé, Sergei Loznitsa, Alain Guiraudie, Kike Maíllo… Tener a toda esta gente cenando en la misma mesa es un hito histórico que muy pocos festivales en el mundo, en España seguramente San Sebastián, sería capaz de lograrlo.

P: ¿Cómo es Albert Serra? (El cineasta catalán fue uno de los invitados de la pasada edición).

R: Suyo. Como director es extraordinario, como persona lo conozco demasiado poco como para opinar. Es una persona afable, cordial y divertida. Con nosotros siempre ha sido cariñoso, vino teniendo una agenda muy complicada.

P: Si tuvieras carta blanca para invitar a alguien en las siguientes ediciones ¿A quién elegirías?

R: Siempre he dicho que me gustaría invitar a Ian McKellen. Intentó venir y nos mandó un video precioso hace seis años para el Atlàntida. Me encantaría que viniera.

P: ¿Qué citas no se puede perder el público en esta edición?

R: De entre todo lo que hemos programado hay tres momentos que creo que merecerán mucho la pena. Por supuesto, la gala de Liv Ullmann, la proyección de Passages con la visita de Ira Sachs y Slow que la mostraremos en La Misericòrdia. Es una película que me encanta, la gente que la vea alucinará. Hay muchísimo más contenido, pero estas tres seguros.

P: El año pasado la charla de Fernando Trueba en el Rívoli sobre Patricia Highsmith fue maravillosa.

R: Trueba es muy bueno. Claro, yo todo esto no puedo verlo. No puedo estar en todos sitios.

P: Tres directores imprescindibles. Que se deben ver sí o sí.

R: Tan solo de cine clásico ya te podría nombrar cincuenta. Mis preferidos serían Billy Wilder, Howard Hawks y John Huston. También te podría decir Nicholas Ray o John Carpenter, pero me quedo con estos tres.

P: Si los pudiéramos revivir…

R: Bueno, en Filmin tenemos sus películas.

Actualidad y Noticias

+ Noticias de tu interés

Sánchez en su investidura: “La amnistía es perfectamente legal y acorde con la Constitución”

Pedro Sánchez ha articulado un discurso lleno de propuestas dirigiéndose a la “derecha retrógrada” La primera mañana de la sesión ha estado marcada por la bronca entre Sánchez y la bancada popular. La Presidenta del Congreso ha tenido que pedir...

Álvaro de Grado: «Echo de menos Inglaterra todas las semanas los sábados a las tres de la tarde»

Álvaro de Grado, periodista, explica sus vivencias como joven corresponsal en Mánchester, el regreso a España y su debut literario con Away Days Seguramente no hay persona en España que haya pisado más estadios británicos que Álvaro de Grado. Casi...

‘Killers of the Flower Moon’: Scorsese pide perdón a los nativos americanos con un descomunal retrato de su sistemática matanza

En 206 minutos de metraje el cineasta estadounidense reproduce la despiadada movilización del hombre blanco en busca de petróleo en la América profunda Robert De Niro, Leonardo DiCaprio y Lily Gladstone encabezan la obra estrenada en Cannes el pasado mayo...
%d