Taylor Swift se abre en el documental de ‘Folklore’, su último álbum

0
5

El pasado 25 de noviembre, Taylor Swift sacaba a la luz en Disney Plus Folklore: long pond studio sessions, un documental en el que la cantante habla sobre su último disco a la par que interpreta las canciones del álbum en el Long Pong Studio de Nueva York.

El documental está dirigido por la propia Taylor Swift, que también lo protagoniza junto a los dos productores de su último álbum: Jack Antonoff, miembro de Bleachers y coautor de grandes éxitos como Green Light de Lorde y Out of the woods de la propia Taylor; y Aaron Dessner, de los grupos The National y Big Red Machine. De esta forma, el documental intercala imágenes de los tres artistas conversando acerca de la grabación del disco y del significado de sus canciones, junto con interpretaciones en directo de sus diferentes temas. Cabe recordar que folklore fue grabado durante la cuarentena, por lo que los cantantes no pudieron reunirse a la hora de grabar las canciones, y tuvieron que hacerlo a distancia, como ella misma cuenta en el film.

En su nuevo disco, catalogado por la revista Rolling Stone como el mejor de su carrera y nominado a mejor álbum del año en los Grammy, la artista ha innovado tanto en el sonido como en las letras, que ya no son del todo autobiográficas, como lo venían siendo desde su álbum debut Taylor Swift. Así lo reconoce en esta película: “Es el primer álbum en el que no he tenido la necesidad de que fuera 100% autobiográfico. Antes sentía que tenía que hacer eso y que los fans tenían que escuchar un relato de mi vida sacado de los titulares”.

De esta forma, Swift se aleja de sus vivencias personales y narra historias de personajes nacidos de su propia imaginación, como el famoso triángulo amoroso entre Betty, James y Augusta, contado a través del single cardigan, y de las canciones betty y august. En el documental, la artista ha desmentido la teoría de que este triángulo esté protagonizado por tres chicas adolescentes, teoría que se popularizó este verano en las redes sociales.

Aunque Taylor desmintiese este rumor, otros muchos han sido confirmados en el documental. Uno de ellos es que la tercera canción del disco, the last great american dinasty, trata sobre Rebeka Harkness, la anterior propietaria de la casa que la cantante tiene en Rhode Island. “Llevaba queriendo escribir una canción sobre Rebeka Harkness desde 2013. Nunca había resuelto cómo hacerlo, porque parecía que no había un tema capaz de contener la historia completa de la vida de alguien y moverse entre generaciones”, ha confesado. Así, la canción comienza narrando la vida de Harkness, y termina contando cómo Taylor compra la casa, mostrando paralelismos que conectan a las dos mujeres. Otra de las teorías confirmadas es que William Bovery, coautor de betty y exile, es el actor Joe Alwyn, actual pareja de la cantante.

Taylor Swift en el Long Pong Studio. | Fuente: Disney Plus

Aún así, la compositora ha reconocido en el Long Pong Studio que aún queda algo de la old Taylor en su último proyecto, pues podemos escuchar canciones que recuerdan al country que marcó sus primeros años de carrera. Además de esto, el documental contiene escenas de lo más emotivas y personales. Una de ellas trata de una conversación que mantienen Taylor Swift y Aaron Dessner sobre la canción peace. Mientras que Taylor la compuso pensando en cómo su fama le impide tener una vida normal y poder dar “paz” a las personas que ama, Dessner se identifica con su letra a raíz de la depresión que sufre y que, en sus propias palabras, dificulta sus relaciones personales y afecta también a sus más allegados.

A su vez, this is me trying es otra canción que también posee un significado de lo más íntimo: Taylor cuenta que se inspiró en las personas que sufren de algún tipo de drogadicción y que intentan permanentemente salir de esta situación. Este álbum también ha contado con ciertas reivindicaciones por parte de la artista, como ocurre con mad woman, donde Swift denuncia el gas lighting al que se han enfrentado las mujeres durante toda la historia: “Una de las cosas que más me enfurece como mujer es la luz de gas que nos hicieron durante siglos, cuando esperaban que aceptásemos el comportamiento masculino sin protestar. Que aceptásemos en silencio cualquier cosa que dijese un hombre. Ahora que respondemos, esa respuesta se trata como una ofensa”.

A raíz de la realización de la película documental, las canciones que se grabaron en el Long Pong Studio ya están disponibles en todas las plataformas. Mientras tanto, Taylor Swift sigue rompiendo récords, posicionándose como la primera artista femenina en conseguir los 258 millones de reproducciones en la primera semana de lanzamiento del álbum. Así, la cantautora mantiene su éxito habitual, pero esta vez creando algo completamente distinto y nuevo a lo que había hecho hasta ahora. Por su parte, el documental ha dejado a todos con ganas de no perderle la pista a Swift, que ahora está regrabando sus primeros álbumes.

Publicación de la cantante. | Fuente: Instagram (@taylorswift)

Deja un comentario