Qatar, un escenario terrible para el mayor espectáculo del mundo

0
356
Mundial de Qatar Fuente: Marca.es
Publicidad

En poco menos de un mes, tendrá lugar la celebración del ansiado mundial de fútbol de Qatar en donde las mejores selecciones del mundo competirán para alzarse con el trofeo.

Lograr el campeonato del mundo es el mayor éxito que jugadores, selecciones y entrenadores pueden aspirar en el mundo del fútbol, sin embargo este año ha habido infinidad de polémicas y revueltas, debido a la sede del torneo, ya que se ha visto envuelto en escándalos sociales y económicos que no terminan de agradar mucho ni al aficionado ni a muchos periodistas y ex-jugadores.

Publicidad

Conflicto Político

El estado de Qatar es uno de los países más evolucionados y regenerados en todo el panorama mundial, por tanto, tienen los mejores avances y las mejores infraestructuras. Sin embargo, al ser un país tan nuevo y sumado a su escasa influencia futbolística a escala mundial, no poseía de estadios acordes a los que significan un Mundial de Fútbol. Por tanto, dado que la riqueza del país es un tanto sobrepasada a la realidad decidieron construir unos cuanto estadios, con la última tecnología, por todo el territorio, con el objetivo de que el mundo del fútbol pudiera disfrutar de un acontecimiento único. No obstante, no todo es como parece, ya que para la construcción de estos recintos se ha requerido de mucho personal. De hecho, algunos trabajadores fallecieron en las obras debido a las condiciones laborales existentes.

Por otro lado, se sitúa el contexto social y cultural del estado qatarí, dado que sus doctrinas no admiten simbología ni manifestaciones que reivindiquen a la comunidad LGBTIQ+ porque se sale del marco cultural que han defendido durante décadas. Por tanto, esto genera un ambiente de gran crispación social, ya que el mundial de fútbol es un espectáculo que se sucede cada cuatro años y este tipo de actos y dictámenes manchan la imagen del deporte rey.

Trabajadores en las obras de construcción del estadio Al Bayt|Fuente: La Vanguardia

Conflicto Moral

La polémica en la celebración de este campeonato no sólo ha sido y es política y cultural, sino que también ha sido moral. Tras los acontecimientos sucedidos, se han expandido diversas opiniones en contra de por qué la gente va a seguir viendo el mundial o si es moralmente ético seguirlo.

El aficionado al fútbol quiere disfrutar del espectáculo, pero no por eso no puede denunciar los actos irracionales que se han cometido y quedar como un hipócrita por ello. Del mismo modo ocurre con los periodistas, a los que se les expone ya que van a seguir cubriendo la competición. Por tanto, esto es algo que va en contra de lo racional o políticamente correcto, debido a que sin la labor de los periodistas no tendríamos la información de la evolución del torneo, la respuesta de la gente o incluso la actualidad día a día. Esto no es ir en contra de lo que se denuncia en cuanto a la polémica con las élites que dirigen el trofeo, ni es tampoco un acto de demagogia. Es preciso diferenciar entre el deber de realizar tu oficio atendiendo a los principios éticos y morales y la denuncia de actos que no corresponden con la legalidad del deporte ni del civismo.

Pese a todas las polémicas, actos irracionales e incluso doctrinas atrasadas en cuanto a la sociedad moderna, el mundial se seguirá celebrando y cuando el campeonato acabe, gran parte de las cosas que ahora se denuncian se olvidará ya que es uno de los máximos espectáculos mundiales. Además, conlleva mucho dinero de por medio, que a su vez eclipsará el resto de aspectos.

Publicidad | Advertisement