26.7 C
Madrid
domingo, octubre 2, 2022

Los estudiantes ocupan la Sorbona como oposición a Macron y Le Pen

Must read

Tras la primera ronda de clasificación de las elecciones francesas, los estudiantes de Paris han dicho “Ni Le Pen ni Macron”. Algunas de las universidades más emblemáticas han sido ocupadas como parte de estas manifestaciones.

La capital francesa siempre se ha caracterizado por ser protagonista de algunas de las revoluciones estudiantiles con más eco. Desde mayo del 68 hasta la revolución contra la Ley del Trabajo de 2016, el “bloqueo” de la actividad universitaria se ha convertido en la forma mas corriente de manifestación.

Y así ha sucedido el pasado 14 de abril, día en el que Emmanuel Macron y Marine Le Pen se clasificaron para la segunda ronda de elecciones. Los estudiantes, inconformes con esta situación, salieron a las calles. Pero no solo tomaron las arterias de París, si no que ocuparon algunas de las universidades más emblemáticas, como la Sorbona o SciencesPo.

Las consecuencias

La presidencia de la Universidad París 1 Panteón-Sorbona (la principal), decidió anular la actividad presencial del centro a pesar de ser la última semana del curso, coincidiendo con los exámenes finales. Este hecho, lejos de satisfacer a los estudiantes, creó aún más polémica porque impidió que la manifestación continuara.

Otras universidades del país, como las de Nancy o Reims, siguieron el ejemplo de las de la capital. Pero al día siguiente del comienzo de las protestas, los estudiantes fueron desalojados de las instalaciones ocupadas. Hubo daños materiales, como cristales rotos y puertas derrumbadas.

El movimiento no ha llegado tan lejos como los precedentes. No ha tenido ni tanto eco ni tanta duración. Lo único resultante ha sido la elaboración de un texto conjunto a partir de una asamblea de 600 estudiantes en uno de los anfiteatros de la Sorbona.

El siguiente paso

La toma de las universidades no deja de ser un símbolo de revolución, de manifestación. De dejar claro que los estudiantes no están conformes con los resultados de las elecciones, aunque sea el sistema democrático establecido y ni las universidades ni ellos mismos puedan hacer nada.

Con una izquierda muy dividida, Francia lleva en la misma situación varios años. Y esta vez los estudiantes han alzado la voz. Los jóvenes invitaban a votar a Jean-Luc Mélenchon (candidato socialista) para que no sucediera lo que acabó sucediendo. Pero ahora que solo queda la segunda ronda, hay diferentes opiniones. Unos proponen votar a Macron para que Le Pen no obtenga la mayoría. Otros se niegan a votar a alguien que “no les representa”. Otros simplemente defienden el voto en blanco. Ahora solo queda esperar a la segunda ronda.

- Advertisement -spot_img

More articles

Deja un comentario

- Advertisement -spot_img

Latest article

A %d blogueros les gusta esto: