La comunidad universitaria se ha manifestado contra la LOSU y la LCU

0
251
Manifestación de la comunidad universitaria enfrente del Congreso de los Diputados, 18 de noviembre. Fuente propia
Manifestación de la comunidad universitaria enfrente del Congreso de los Diputados, 18 de noviembre | Fuente propia

Las nuevas reformas de la Ley Orgánica del Sistema Universitario y la Ley de Convivencia Universitaria son consideradas por la CREUP como «un proyecto que retrocede en democracia y derechos estudiantiles»

La Coordinadora de Representantes de Estudiantes de las Universidades Públicas, junto con el Frente Estatal de estudiantes se han manifestado en contra del proyecto de ley para la comunidad universitaria impulsada por el ministro de universidades Manuel Castells.

La Ley de Convivencia Universitaria y la Ley Orgánica del Sistema Universitario han llevado a cientos de estudiantes de toda España a manifestarse el pasado 18 de noviembre. El descontento viene, acorde con Estudiantes en Acción de “una supuesta intención de dotar a la Universidad de una normativa ‘democrática’, no solo no aumentan las garantías de los derechos de las estudiantes, sino que limitan en gran medida su capacidad de expresión y movilización”. Las movilizaciones se concentraron principalmente en Madrid, Valencia, Murcia, Cáceres, Badajoz y Pamplona.

Publicidad
Pancartas de la manifestación de la comunidad universitaria enfrente del Congreso de los Diputados, 18 de noviembre. Fuente propia
Pancartas de la manifestación de la comunidad universitaria enfrente del Congreso de los Diputados, 18 de noviembre | Fuente propia

Negociaciones pero en la dirección opuesta

Desde 2020 CREUP, Crue de Estudiantes y la Comisión Permanente del Consejo de Estudiantes Universitario del Estado llevan negociando de forma paralela con PSOE, Unidad Podemos y Esquerra Republicana el texto que comprendería la Ley de Convivencia Universitaria, apostando por la mediación de posibles conflictos y garantías que protegieran al estudiantado del proceso sancionador. Las negociaciones se impulsaron con el objeto de alejarse del modelo del Régimen Sancionador de 1954.

No obstante, con la reciente enmienda aplicada a esta ley presentada por el gobierno “elimina el mecanismo y el procedimiento de mediación, así como su aplicación preferente frente a las sanciones disciplinarias, convirtiendo la convivencia universitaria en un mero procedimiento punitivo”, según manifestó CREUP en su comunicado del 29 de octubre. En definitiva, supone unos pasos atrás a las negociaciones acordadas por el colectivo de estudiantes.

Por otra parte, respecto a la Ley Orgánica del Sistema Universitario, pretendía fomentar la independencia y la democratización de las universidades públicas, centrándose en elementos como la libertad de cátedra del profesorado, la inclusión o el carácter complementario de las prácticas universitarias para la formación de los estudiantes. A pesar de estas reformas, se planteó el desarrollo en la dirección opuesta, fomentando la introducción de capital privado en las universidades, además del fomento de la irregularidad de las prácticas. Este suceso acorde con CREUP es “un proyecto que retrocede en democracia y derechos estudiantiles, y que no resuelve los problemas del estudiantado.”

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario