Las políticas feministas en Europa

0
385
|Imagen de cottonbro en Pexels|

El principio de igualdad recogido por primera vez en el artículo 119 del tratado del CEE ha ido evolucionando para ser cada vez más justo

La igualdad de género es el principal valor de la Unión Europea (UE), y su historia se remonta al Tratado de Roma de 1957. Fue en esta fecha cuando estableció el principio de igualdad de remuneración por el mismo tiempo trabajado. Desde entonces, la Unión Europea ha estado abordando el tema de la discriminación de género. Por ello Europa es uno de los lugares más seguros y justos del mundo para las mujeres.

Situación actual de las mujeres

Es importante dar voz y visibilidad a las opiniones de las mujeres en el ámbito político, hacerlas partícipes de las decisiones tomadas en las Agendas y del lenguaje político y social para que consigan el mismo protagonismo del que gozan los hombres y para que se vea reflejado su esfuerzo que contribuirá a una Unión Europea más próspera e igualitaria. A pesar de todos los avances ya conseguidos en esta materia la situación de la pandemia ha parado algunas reformas propuestas en este ámbito.

Publicidad

Los datos demuestran que las mujeres todavía no están suficientemente representadas en los ámbitos de toma de decisiones en los planos político y empresarial. La población femenina sigue recibiendo un 16% menos de salario que los hombres. En el área profesional se siguen encontrando casos de denuncias de mujeres por abuso y acoso. En 2019 se renovaron las instituciones de la Unión Europea con el apoyo de la primera presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen. Se instauró la Cartera de Igualdad en la figura de Helena Dalli. En 2020 se comenzó una estrategia en la que se buscaba una mayor integración de la mujer en todas las fases de diseño de políticas tanto internas como externas.

Mujeres luchando por la igualdad
Foto de RODNAE | Productions en Pexels

Las mujeres en el mundo laboral

Muchas mujeres aún no son completamente independientes desde el punto de vista económico. Las barreras a la participación en el mercado laboral y las responsabilidades de muchas mujeres como cuidadoras son parte de la razón por la cual las mujeres tienden a trabajar menos horas que los hombres y en industrias con salarios bajos, lo que genera más interrupciones en la carrera y menos oportunidades para su promoción.  Sin embargo, la UE se compromete a ofrecer a las mujeres las mismas oportunidades de empleo y la misma remuneración.

En 2017, las mujeres de la UE de entre 20 y 64 años tenían el 66,5% de los trabajos remunerados, frente al 62,1% de 2010. La tasa de empleo masculino fue del 78% en 2017 y del 75,1% en 2010. El principio de igual remuneración por trabajo de igual valor está incorporado en los tratados de la UE y las reglas de igualdad del mercado laboral para hombres y mujeres; sin embargo, la implementación adecuada de las reglas sigue siendo un desafío en todos los estados miembros.

Mujer, Utilizar, Computadora Portátil, Fotografía
CoWomen | Pexels

Medidas de la Unión Europea para mejorar la situación de las mujeres

Estas políticas se han dividido en tres categorías: Información y sensibilización que trata de comunicar a la sociedad la discriminación que sufren las mujeres ampliando así la cultura sobre ellas; creación de conocimiento de género que busca otorgar a las mujeres más visibilidad y difundir la importancia que el género posee en la sociedad; de formación en las que las mujeres reciben instrucción y educación enfocadas en la introducción de estas en el mercado laboral.

Así encontramos acciones directas contra la discriminación en las que se busca el cambio de las estructuras que generan esta desigualdad y la acción individual en las que se provee a las mujeres de recursos legales en el ámbito laboral y se ayuda a insertarlas en el mercado laboral. Además, se fomentan hogares para mujeres que han sufrido algún tipo de maltrato.

La Unión Europea desarrolla instituciones y busca el apoyo a organizaciones de sociedad civil para poder abordar de forma más directa las políticas antidiscriminatorias posibilitando así una igualdad real entre hombres y mujeres al eliminar las estructuras que causan esta desigualdad. Esto supone un cambio radical y una transformación en el pensamiento tanto individual como colectivo.

Acciones políticas en Europa para combatir la desigualdad de género

Es en 1981 cuando la Comisión decide crear un comité consultivo para aprobar este tipo de políticas y tres años después en 1984 el Parlamento Europeo creó un Comité de Derechos de la Mujer que impulsó una serie de resoluciones y leyes que apoyasen a la Comisión. El Primer Programa de Acción estaba destinado al cambio de mentalidad en el que introduce una revisión del régimen tributario. Trata de distribuir las responsabilidades. El Segundo Programa de Acción se centra en el trabajo y la seguridad social pero también en medidas educativas y de la unidad familiar. El Tercer Programa de Acción da mayor importancia a la visibilización de la mujer y de la importancia que posee en la sociedad.

Mujer Sosteniendo Libro
Polina Zimmerman | Pexels

La Unión Europea no solo centra su preocupación en la igualdad de oportunidades, si no que profundiza en todos los problemas que posee la mujer a lo largo de sus años de existencia. Con el paso del tiempo estas políticas se han ido ampliando, introduciendo nuevos ámbitos de estudio y de reforma. Así estamos cada vez más cerca de una sociedad más sensible con estas desigualdades.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario