«Estas navidades la felicidad llega en un sobre»

0
6

En el día Internacional del Voluntario destaca “Adopta un abuelo”, una iniciativa creada por Alberto Cabanes para ayudar a las personas mayores que viven en residencias y se sienten solos.

La pandemia también ha sacado lo mejor de nosotros en cuanto a la solidaridad. Muchas personas han creado iniciativas para ayudar a otros, como la de “la luz al final del túnel” de Renfe, o la del propio Ayuntamiento de Madrid “Compartimos Barrio”; entre otras muchas empresas que han puesto de su parte para ayudar a los que peor lo están pasando en esta crisis del coronavirus.

Aunque “Adopta Un Abuelo” no haya nacido con la pandemia, es ahora cuando más falta hace. Según su página web, más de 2 millones de personas mayores viven solas, 360.000 en residencias, de las cuales un 60% no recibe visitas. Más aún con las restricciones que están sufriendo estos centros. 

Sin embargo, no solo ayuda a los mayores a sentirse acompañados. Mucha gente que ha perdido a sus familiares por la Covid-19 pueden ayudar a otros que están en su misma situación ya sea pasando tiempo con ellos o a través de llamadas telefónicas.

La novedad que han implantado para Navidad, bajo el eslogan “Estas navidades la felicidad llega en un sobre”, consiste en escribir una carta a una de las personas que viven en las residencias y que por las medidas de contención del virus no pueden recibir visitas de familiares o directamente no los tienen. El proceso es completamente gratuito y muy fácil. Solo hay que rellenar datos personales, como el nombre o el correo electrónico, y empezar a redactar tu carta. 

Captura de @apodtaunabuelo | @adoptaunabuelo

La página también ofrece otro tipo de actividades, más personalizadas, a las que puedes acceder tras pagar una cuota de 9 € mensuales y realizar un test de personalidad, con el que te asignarán al abuelo con el que más puedas encajar.

Hay una gran variedad de actividades, como los “minutos de compañía”, que consiste en llamadas telefónicas. Además de visitas presenciales a las residencias, excursiones a restaurantes o talleres de costura. 

Esta es una gran iniciativa que ha sacado su mejor lado en estos tiempos en los que las residencias están pasando su peor momento. Plataformas como esta, en las que los jóvenes participan en la manera que pueden, refuerzan a los mayores y, en especial, a las personas que viven en las residencias durante esta crisis. 

Deja un comentario