La Universidad Carlos III implanta un nuevo sistema de medidas para ayudar a la crisis ucraniana

0
251

Silvia Gallart Parramont, Directora de Cooperación Universitaria al Desarrollo, nos explica las claves de las ayudas que asisten a la población exiliada por la guerra en Ucrania

A raíz de la invasión en Ucrania por las tropas rusas, la Universidad Carlos III de Madrid ha decidido involucrarse en una de las mayores crisis humanitarias del momento con un paquete de medidas específicas que atañen a tres colectivos: estudiantes, investigadores y personal de administración y servicios. La página web de la universidad contiene los formularios necesarios para solicitar las ayudas, que ya forman toda una estructura funcional de apoyo.

Universidad Carlos III de Madrid, campus de Getafe · Fuente: http://www.uc3m.es

Tres vicerrectorados de la universidad madrileña : Estudios, Profesorado y Relaciones Institucionales y Desarrollo Sostenible han colaborado para emprender las ayudas con urgencia. El proyecto tiene como objetivo principal la integración de la población ucraniana exiliada. Por ello, las medidas incluyen la adaptación de profesores visitantes como personal docente e investigador en departamentos de la UC3M. Además, se ofrece una ayuda específica para mujeres investigadoras y profesionales que quieran desarrollar un proyecto de investigación durante un año en la universidad. Ambas iniciativas están financiadas por los departamentos de la universidad, que realizan una admirable labor de acogida y solidaridad. Sus funciones en la colaboración con la crisis trascienden el espacio universitario.

Publicidad

Según la Directora de Cooperación Universitaria al Desarrollo, Silvia Gallart Parramon, su preocupación no se limita al ámbito académico; el personal de la universidad está volcado en acompañar a la población ucraniana en todo el proceso de inclusión. Les recogen del aeropuerto, facilitan viajes en coche para desplazarse, ayudan a escolarizar a sus hijos, a gestionar el empadronamiento en Madrid y a obtener la tarjeta sanitaria en el centro de salud más cercano. La universidad colabora con CRUE y ACNUR siguiendo las pautas de ayudas, que ya demuestran ser efectivas, pues la universidad acoge a cuatro investigadoras y espera a otras cinco más para antes de verano.  

Silvia Gallart Parramont, Directora de la Oficina de Cooperación Universitaria al Desarrollo de la UC3M · Fuente: http://www.uc3m.es

No obstante, en el ámbito de grados y postgrados las ayudas no son tan fáciles de llevar a cabo. Existen cauces de admisión de grado y máster para todos los estudiantes obligados a huir de su país; para aquellos procedentes de grados y másters así como aquellos que han acabado la enseñanza preuniversitaria ucraniana. Silvia Gallart apunta la complejidad de este proceso de incorporación: “No es fácil porque estamos a mitad de curso y hacerlo de manera inmediata es complejo, pero se ha habilitado un formulario al que pueden dirigirse todos los estudiantes interesados en cursar en la Carlos III”.

Todo estudiante es un caso de estudio. Se les atiende de manera personalizada analizando sus circunstancias concretas para buscar soluciones que se adapten favorablemente a sus problemas. La Universidad Carlos III también es reputada por la exigencia, por lo que tal y como apunta Gallard: “admitir estudiantes a estas alturas del curso con garantía de éxito en los estudios es muy arriesgado”. El trabajo respecto a los estudiantes se está planteando de cara al año que viene. Se facilitará la posibilidad de realizar cursos de adaptación y formación para aprender el idioma de forma que todos los alumnos y alumnas puedan empezar el curso que viene con mejores condiciones.

Los departamentos son los que concretan las ayudas, Gallard destaca la enorme generosidad de todos, que han respondido a la llamada del consejo de dirección con enorme dedicación. Las cuatro investigadoras ucranianas han llegado con sus familias, por lo que se les ha facilitado un alojamiento en la Residencia de estudiantes de Getafe durante quince días. Desde la universidad se trabaja y se colabora activamente para que la población refugiada pueda obtener el permiso de protección temporal, un trámite complejo que desbloquea la posibilidad de obtener el permiso de residencia y trabajo.oral: un trámite complejo para obtener el permiso de residencia y de trabajo. 

La Universidad Carlos III está demostrando así una admirable capacidad para responder a la crisis humanitaria. Silvia Gallard subraya la entrega de todo el personal universitario pero sobre todo la necesidad de crear una estructura de soporte que pueda asistir a la población proveniente de países en guerra. Esta oleada de solidaridad y empatía no debe ceñirse estrictamente a nuestros vecinos europeos, el sistema de ayudas debe responder a las necesidades de todo el mundo.

 

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario