Eurovisión retoma sus ensayos tras dos años sin festival

0
3502
Escenario de Eurovisión 2021 Ahoy Arena | Fuente: Eurovisión

Eurovisión vuelve este 2021 más fuerte que nunca con los ensayos de la primera semifinal, que han sorprendido a los seguidores del festival

Este pasado 8 de mayo han dado comienzo los ensayos previos a Eurovisión 2021. Tras una edición de inactividad, debido a la pandemia, Eurovisión volverá a ofrecernos su gala final el próximo 22 de mayo y con ello sus correspondientes semifinales el 18 y 20 de mayo respectivamente.

Publicidad

Ensayos del sábado

Primera mitad

Estos ensayos, que corresponden a la primera semifinal, fueron abiertos este sábado por Lituania con el tema de Discoteque interpretado por The Roop. Encontrándose entre el top 10 en las apuestas llegaron con una puesta en escena similar a la actuación de la preselección lituana, Pabandom is Naujo, que les llevó a representar a su país. Una estética psicodélica protagonizada por fucsias y amarillos junto con una actitud cuanto menos extravagante consiguen hacer que continúen en su línea de cara a la semifinal.

Tras este gran comienzo llegó Eslovenia con una escenografía en tonos dorados que pocos esperaban, centrada en un montaje galáctico. La actuación de Ana Soklič con Amen fue vocalmente perfecta, algo que le puede beneficiar de cara al jurado y por tanto para su llegada a la final. Aún con esta mejoría sigue ocupando el puesto número 36 en las apuestas. 

Sin embargo, la sorpresa llegó con Rusia, la clara favorita dentro de estos primeros ensayos del sábado, según la prensa. Ya de por sí Manizha ha dado mucho de lo que hablar en estos meses. Tras ser seleccionada para representar a su país y sacar a la luz Russian Woman ha sido boicoteada por Rusia. Aún así ha conseguido mantenerse en el top 15 dentro de las favoritas, y se ha posicionado como la mejor valorada de las actuaciones de hoy.  Con referencias a la cultura rusa y una Manizha vestida de Matryoshka (traje del que luego sale a mitad de la canción) Rusia podría sorprender en la final, a pesar de las críticas recibidas por su propio país.

Segunda mitad

Las actuaciones siguientes supusieron muchas sorpresas. Suecia, que suele destacar por una escenografía muy trabajada, este año nos trae una con cierta influencia a la estética de The Weekend. Muy similar a la ya acontecida en la final del Melodi Festival. Australia ofreció una grabación donde Montaigne juega con el concepto de la canción, Technicolor y su pelo. Este año podría ser la primera vez desde que el país entró en el concurso que no pase a la final.

Macedonia e Irlanda también lo tienen difícil. La primera de estas realizó un directo vocalmente bastante mejorable y su puesta en escena no tenía gran innovación audiovisual, por no decir ninguna, por ello sigue en el puesto 33 en las apuestas. Mientras tanto Irlanda intenta jugar con diferentes conceptos que le pueden dar un empujón o puede sentenciarla, algo que no sabremos hasta la semifinal, donde la realización será clave. 

Ensayos del domingo

Primera mitad

Los ensayos de la primera semifinal continuaron también ayer, domingo 9 de mayo, con una gran expectación por actuaciones como las de Rumania, Chipre o la favorita a ganar: Malta. Y el comienzo no fue para menos pues Chipre realizó una puesta en escena muy milimetrada con una actitud arrolladora, aunque muy en la línea de lo anteriormente ofrecido por el país. Aún así la valoración ha mejorado por una escenografía muy trabajada. Tras ella Noruega  con Fallen Angels pasó desapercibida por la realización de una escenografía prácticamente igual a la ofrecida en la preselección noruega, El Melodi Grand Prix

Croacia, con una gama cromática de plateados y una actitud al estilo Dua-Lipa, superó con creces las expectativas. Aún así lo tiene difícil, pues Albina con Tick-tock se encuentra justo en el límite de las apuestas para pasar a la final, ocupando el puesto número diez. Esto puede deberse a que canciones como Diablo de Chipre o Destiny con Malta le hagan sombra. Se juega el puesto en la final enfrentándose a Israel con Set me free, con un estilo parecido.

A las doce de la mañana Bélgica salía a ensayar y, como ya ocurrió en 2019 con Elliot, decepcionan. Tonos oscuros, la banda tocando y a penas movimiento. En el fondo solo se ven los ojos de la cantante, algo que no casa con la canción. Sin embargo, vocalmente fue bastante aceptableRumanía con Amnesia vino después, una de las más esperadas. Vocalmente dejó mucho que desear, ya que se ahogaba durante la canción. En cuanto al vestuario, los eurofans no saben muy bien qué opinar. Si mejora podría sorprender, pues utiliza un concepto bastante marcado en la actuación.

Segunda mitad

Una vez llegada la tarde tan solo quedaban tres países por ensayar, pero no por ello la expectación había bajado entre los seguidores del festival, pues quedaban tres grandes incógnitas: Azerbaiyán, Ucrania y por supuesto Malta. Azerbaiyán, aún teniendo muy buenas críticas y haber destacado vocalmente, utilizó un fondo muy poco trabajado y estático con unas figuras que no encajan con la coreografía realizada. Mientras tanto Ucrania, aún con lo caótica que puede ser su canción o su puesta en escena, tienen un pie en la final debido a su originalidad en una semifinal repleta de temas pop. Han adelantado tres puestos en las apuestas y han sido proclamados como el mejor ensayo del domingo según la prensa. 

Por último llegó la tan esperada Malta, que tenía una gran dificultad a la hora de cumplir las expectativas. Y por ello no las alcanzó. Realizó un ensayo vocalmente perfecto pero falto de actitud. Fundida en rosa chicle junto a sus bailarinas no transmitió lo esperado por aquellos que la proclamaban ganadora, lo que le ha hecho bajar en las apuestas. Tanto ha sido así que Francia le ha adelantado, quitándole el puesto de favorita a escasos días de la final en Rotterdam. 

Con vistas a la final

Tras este fin de semana lleno de emociones Eurovisión da comienzo a los ensayos, que se alargarán hasta finales de la semana que viene. A pesar de las decepciones y las sorpresas no ha habido muchos cambios en las apuestas, algo que no es común en la historia del festival. Con cinco actuaciones similares y con algunos puestos dudosos no está claro qué podrá acontecer. Sin embargo, y aunque se especule, no se sabrá lo que realmente ocurrirá hasta el 18 de mayo, donde estos 16 países se enfrentarán y lucharán por su pase a la tan esperada final de Eurovisión 2021.

Publicidad

Deja un comentario