‘La peor persona del mundo’: doce capítulos para conocer a Julie

0
478
Fuente: Cinefil.com

La peor persona del mundo (Joachim Trier, 2021) ha sido una de las protagonistas del Festival de Cannes de este año

No es de extrañar que el premio a la mejor actriz en el Festival de Cannes fuera para Renate Reinsve por La peor persona del mundo (Joachim Trier, 2021). Esta película, cuyo género puede generar debate, recuerda en su forma a otras películas como La vida de Adéle (Abdellatif Kechiche, 2013), en la que se recorren varios años de la vida de la protagonista, entorno a la cual gira lo demás, o incluso a clásicos de la Nouvelle Vague, como Cleo de 5 a 7 (Agnès Varda, 1962) o Vivre sa Vie (Jean-Luc Godard, 1962). Pero por mucha reminiscencia que el filme nos pueda traer, no deja de ser un placer conocer a Julie y su universo.

Fotograma de la película | Fuente: Troiscouleurs.fr

Julie es una joven estudiante noruega que se pasa de la medicina a la psicología y de ahí a la fotografía. Sin tener certeza de donde quiere llegar en la vida, acaba trabajando en una librería y viviendo con su pareja, un dibujante de cómics mayor que ella al que adora. Pero quererse no es suficiente.

Publicidad
Fotograma de la película | Fuente: Allócine.fr

En doce capítulos (un prólogo y un epílogo), Julie nos deja seguirle de cerca, sentir lo que siente, saber lo que piensa. Tanto es así que en un momento dado desaparece la cuarta pared. Todo ello gracias a la magnífica interpretación de Reinsve, que hace de Julie un personaje entrañable con el que muchos pueden identificarse. Esto se debe precisamente al hecho de que no se ciñe a un solo género cinematográfico. El desarrollo personal, el amor, el futuro, la vida misma.

La película nos hace reflexionar sobre los aspectos de la vida que más marcan al ser humano llevando al límite los sentimientos del espectador, desde la risa hasta la tristeza, pasando por diferentes situaciones con las que todos nos podemos identificar. Elegir un amor único, crear una familia, decidir qué hacer con el resto de la vida. Perder a un ser querido, lidiar con la familia que te ha tocado. Cuestiones que ya hemos visto u oído antes, problemas presentes en la vida de todo ser humano.

La fórmula narrativa

Joachim Trier presenta un proyecto ambicioso en su forma pero no tanto en su argumento. Sin sus elecciones narrativas, con la división en capítulos y la voz en off; o aspectos más técnicos como los planos o los movimientos de cámara, el resultado sería muy diferente. De hecho, los dos primeros capítulos resultan algo monótonos, con una trama poco fuera de lo común. Pero a medida que la película se intensifica, coincidiendo con el desarrollo de Julie y la importancia de sus decisiones y sentimientos, es imposible desengancharse. Julie es adictiva, y gran parte de ello se debe al talento de Trier para contar de su historia.

Dos horas y doce capítulos ilustran situaciones que ya conocemos. Pero a Julie no. Y conocerle tanto a ella como a su universo, es un verdadero placer.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario