Atlanta acoge el NBA All-Star más complicado de los últimos años

0
454

Todos los eventos programados se disputarán en el mismo día, en la madrugada del domingo 7

Este domingo 7 de marzo el State Farm de Atlanta acogerá el All-Star de la temporada 2020/2021 de la NBA, uno de las celebraciones más mediáticas y atractivas del año en la mejor liga de baloncesto del mundo. Más allá de lo deportivo, este evento es origen de  cientos de actividades publicitarias y celebrities, convirtiendo así un evento baloncestístico en una celebración por todo lo alto. Sin embargo, las circunstancias que lo rodean este año hacen que vaya a ser un All-star en el que ni van a estar todos, ni va a tener esa estrella que habitualmente le caracteriza.

Publicidad
Imagen de portada vía @NBAspain

El calendario y la situación sanitaria lo hacen muy complicado

Y es que desde que la burbuja de Orlando acabase, todo invitaba a pensar que este año el fin de semana de las estrellas serviría para dar un respiro a los jugadores. Tras finalizar la temporada pasada a mediados de octubre, la temporada 20/21 arrancó finalmente el día 22 de diciembre, un mes antes de lo previsto inicialmente. La liga quería mantener el máximo número de partidos posibles a la vez que reajustaban el calendario para tratar de devolverlo a la normalidad. Este «obligado» reajuste ha dado como resultado el calendario más extenuante que se recuerda en la NBA: casi los mismos partidos que una temporada normal (reducidos de 82 a 72) en un espacio de tiempo mucho menor, pues la temporada arranca habitualmente en octubre.

A esto hay que sumar la situación sanitaria. La incidencia de la COVID-19 hacía presagiar que, ya fuera de una burbuja, habría contagios de jugadores y miembros de cuerpo técnico que impedirían la celebración de algunos partidos a lo largo de la temporada, como finalmente ha sucedido. Es por ello que desde el inicio, Adam Silver, comisionado de la liga, decidió diseñar tan solo la primera mitad del calendario de la temporada, hasta el supuesto parón del All-Star, lo que permite a la liga diseñar una segunda parte del calendario en la que tengan cabida todos los partidos aplazados afectando de manera menos evidente el transcurso normal de la temporada.

Los jugadores, en contra de su celebración

Por todo ello, este fin de semana era una fecha marcada en rojo por los jugadores ya que significaba poder tomarse un respiro de 3 días en una temporada extenuante. Sin embargo, la celebración del partido de las estrellas elimina de un plumazo este descanso, situación que no ha sentado nada bien a los jugadores.

LeBron James, sin ir más lejos, declaró al conocerse la celebración del evento que «»es como una bofetada en la cara(…)Todavía estamos lidiando con la pandemia y vamos a llevar a toda la liga a una ciudad que está abierta (…) Si soy elegido estaré allí físicamente pero no mentalmente«. Horas después, otras grandes estrellas como Giannis Antetokounmpo, Kawhi Leonard o James Harden mostraron su apoyo a LeBron, y es que todos ellos llegan a la misma conclusión: en esta ocasión, la liga está poniendo el dinero por encima de la salud y el descanso de los jugadores.

Un All Star descafeinado

A la falta de motivación evidente de los jugadores, a nadie se le escapa que este fin de semana de las estrellas carecerá de su atractivo habitual. A la ausencia de público y eventos relacionados que convierten el All-Star en un fin de semana especial, hay que sumar las bajas por lesión de jugadores del calibre de Kevin Durant o Anthony Davis, y uno de los concursos de mates menos sugerentes de los últimos años.

Es por ello que además del partido de las estrellas, el concurso de triples se convierte en el gran atractivo de este año, pues ha logrado reunir a 6 de los mejores jugadores de la liga, entre ellos Stephen Curry, ganador del concurso en el año 2015 y considerado por muchos como el mejor tirador de la historia.

Así las cosas la madrugada del domingo 7 podremos vivir una maratón de de baloncesto en la que, pese a todo, tendremos motivos para disfrutar de la mayor fiesta de baloncesto del mundo.

Publicidad

Deja un comentario