Max Verstappen, señor de Imola

0
476

El piloto holandés se sube a lo más alto del podio en el GP de Emilia Romagna de Fórmula 1

Max Verstappen se resarce de lo acontecido en el GP de Bahréin y bate al heptacampeón, Lewis Hamilton. La segunda cita del mundial de F1 celebrado en el mítico circuito de Imola ha traído de todo: lluvia, coche de seguridad, trompos, accidentes y banderas de todo tipo de color y significado. Hamilton se salió de pista y coqueteó con el abandono, pero gracias a una bandera roja pudo arreglar los desperfectos y salir después a remontar.

Publicidad

El podio fue completado por el piloto de McLaren, Lando Norris, quién fue elegido piloto del día. Su ex-compañero, Carlos Sainz Júnior, acabó en un meritorio quinto puesto, mientras que Fernando Alonso logró su primer punto en esta temporada con un Alpine muy mejorable.

«Sorpasso» en la salida

Apenas tres cuartos de hora antes de que las luces se apagaran, la lluvia se cernía sobre el trazado de Imola. Algunos pilotos se atrevieron a dar unas vueltas de prueba, llevando a más de uno un susto. Fue entonces cuando Alonso se estrelló contra las vallas de protección y su coche fue reparado a tiempo para la salida. La lluvia cesó, pero la pista seguía empapada para el pistoletazo de salida.

La carrera comenzó bajo una espesa nube de agua que nublaba la vista de la segunda línea de parrilla hacia atrás. Max Verstappen al volante de su Red Bull adelantó a su compañero de equipo, «Checo» Pérez, y ganó la primera (y prácticamente única) escaramuza a Hamilton en la chicane. Un adelantamiento soberbio que dejó a Hamilton con una pequeña parte de su alerón delantero desprendido. Verstappen comenzaba a despegarse justo cuando entró el Safety Car por un accidente del piloto de Williams, Nicholas Latifi. El Ferrari de Sainz recuperó cuatro posiciones situándose séptimo.

Tras la salida del Safety, el piloto de Red Bull gozó de un puñado de vueltas manteniendo una ventaja de cinco segundos sobre Hamilton. Sin embargo, su compañero de equipo, se hundía debido a una sanción de 10 segundos en el pit-stop por adelantar estando el coche de seguridad en pista. Con el paso de las vueltas, la pista comenzó a secarse y las unidades de la zona baja empezaron a usar los neumáticos de seco.

Accidente de Hamilton y una oportuna bandera roja

Hamilton recortó la distancia al líder y este entró en boxes. La exuberante y reconocida velocidad de los mecánicos de la escudería austriaca fue determinante para que Max Verstappen recuperara el liderato. En contraste, la mala parada de cuatro segundos de los mecánicos de Mercedes, frustró los planes de asaltar la primera plaza. La desgracia no acabó ahí puesto que en plena persecución del Mercedes, Hamilton se sale de pista y rompe la parte derecha del alerón delantero. Una salida de pista que hacía pensar que el británico abandonara una carrera casi tres años después. Finalmente, pudo reincorporarse y se encaminó a boxes para reparar el coche.

Justo entonces se perpetró la cara menos atractiva del GP. En la entrada a la variante de Tamburello (curva 2), se produjo un choque brutal entre el otro Mercedes de Valtteri Bottas y el Williams de George Russell. Russell perdió el control del monoplaza al querer adelantar por el interior, su rueda delantera derecha pisó la hierba y colisionó con el Mercedes. El golpe destrozó sendos coches y dejó la pista en pésimas condiciones para correr. Además, se recogió un episodio lamentable en el que el piloto de Williams fue a increpar al piloto de Mercedes que le hacía una peineta.

Salida relanzada y remontada

La bandera roja supuso para el Mercedes restante una oportunidad milagrosa para conseguir el máximo número de puntos posible. En la relanzada, tomaron el protagonismo al momento el McLaren de Norris, y los dos monoplazas de Ferrari conducidos por Charles Leclerc y Carlos Sainz Júnior. El McLaren de Lando, que rodaba con blandos, empezó a atacar al líder holandés que defendió exitosamente. Mientras que, justo detrás, los dos monoplazas rojos de la escudería italiana luchaban por el tercer puesto. Incluso, una hipotética bajada en el rendimiento de los neumáticos de Norris hacía soñar con la entrada en el podio de los dos coches. Sin embargo, esa posibilidad se fue disipando.

Contrariamente, Hamilton estaba de vuelta y comenzó a remontar posiciones librándose de los dos Ferrari. Norris mantuvo a raya durante varias vueltas al monoplaza favorito al título, a pesar de no poder contar con DRS, mientras que su rival sí. A cuatro vueltas del final, Norris perdió la segunda plaza. Finalmente, completó el último escalón del podio. Con el tercer puesto, iguala su mejor registro logrado en el GP de Austria del año pasado.

Max Verstappen se resarce del dramático final del GP de Bahréin con esta victoria. Se sitúa a tan solo un punto detrás de Hamilton que lidera con su Mercedes. Logró remontar siete posiciones desde la reanudación y obtuvo la vuelta rápida que otorga un punto adicional de los 18 puntos logrados por ser segundo. Hasta ahora la contienda entre los dos pilotos va empate a uno. La tercera batalla sucederá en el GP de Portugal dentro de dos semanas.

Podio del GP de Emilia Romagna | Fuente: Bryn Lennon (Agencia EFE)

¿Cómo valoras el Gran Premio?

Durante la temporada haremos una pequeña encuesta después de cada carrera para conocer tu opinión. Los resultados de la misma se darán en el artículo de la siguiente carrera. Comenzamos con Bahréin y seguimos con este GP de Imola. ¡Gracias por tu participación!

Fuente de la imagen destacada: Brynn Lennon (Agencia EFE)

Publicidad

Deja un comentario