Marcos Marín: “Si te gusta el fútbol, nada impide que te guste el fútbol femenino”

0
682
Marcos Marín en un partido de fútbol femenino | Fuente: Juanfra

Fotógrafo en Fotosport

Es estudiante de Ciencias Ambientales y Geografía, aunque lo compagina con su otra pasión, la fotografía en Fotosport, sobre todo, de fútbol femenino. Le gusta estar presente en las cosas y gracias a las fotos pudo contar el ascenso del Alavés Femenino a Primera. Lleva la comunicación del Bizkaia Durango, un equipo ciclista femenino, y todos los fines de semana va con su cámara por los campos de Primera Iberdrola, en especial por la Ciudad Deportiva Rayo Vallecano.

P: Estudias Ciencias Ambientales y Geografía en la Autónoma. ¿Por qué decidiste estudiarlo?

Publicidad

 R: Fue una decisión rara. Estaba en 2º de Bachillerato, no sabía que quería hacer. Me interesaban los temas de naturaleza, la conservación de especies y estaba muy bien, pero tratado científicamente. Yo de pequeño era muy friki de la geografía, me di cuenta de que existía un doble grado con geografía y para adelante. Estoy en el último año de carrera.

P: Además eres fotógrafo en Fotosport. ¿Cómo lo compaginas con la universidad?

R: Por desgracia lo de las fotos no deja de ser un hobby, no me da para alimentarme de ello, pero la mayoría de todo el tiempo libre que tengo, acabo dedicándolo a ello. Sobre todo, con la suerte de tener que hacer las fotos los findes, me puedo coordinar bastante bien, y compaginarlo con la universidad.

P: ¿Por qué la fotografía?

R: Buenísima pregunta. Me atrae lo estético. Me gusta que las cosas sean bonitas y me gusta estar presente en las cosas. Entonces, si pasa algo está muy bien verlo, pero si además, lo puedo ver con algo que he hecho, me gusta mucho más.

«Me atrae lo estético, me gusta que las cosas sean bonitas y estar presente en ellas»

P: En un futuro, ¿con cuál de las dos te quedarías?

R: Con las dos. Quiero trabajar en algo de lo que he estudiado porque para algo llevo cinco años de sufrimiento y disfrute, pero por supuesto, quiero seguir con los fotografía porque es algo que me gusta mucho y me despeja la cabeza.

P: ¿Qué te atrae del deporte? 

R: Siempre me ha gustado mucho hacerlo. Además, llevo la comunicación de un equipo ciclista femenino, el Bizkaia Durango desde hace bastantes años. Creo que es algo lógico que vaya de la mano, que si disfruto haciéndolo, disfruto viéndolo. Cualquier deporte me atrae prácticamente.

P: ¿Y del fútbol femenino?

R: Uno que es fútbol y que es el deporte con el que el 90% de los españoles hemos tenido el primer contacto y dos lo cercano que es y la facilidad que tienes para estar implicado emocionalmente en él. Yo para seguir un deporte necesito tener cierta vinculación emocional, me gusta una deportista por algo. Ese algo normalmente es porque es española, pero si además te permite esa cercanía que te permite el fútbol femenino mucho más.

P: Tú eres del Alavés, que este verano el equipo femenino subió a Primera. ¿Qué significó para ti poder contar a través de la fotografía el ascenso del Alavés?

R: Súper bonito. No me atrevería a decir que ha sido el día más bonito en el que he hecho fotos, porque ha habido varios, pero probablemente en lo emocional para mi sí. Llevas tres años como llevaba el Alavés intentando subir y tuve la suerte de que el calendario puso dos de los tres últimos partidos en Madrid. Tener esa suerte y poder estar las semanas previas, los días previos hablando con las jugadoras con los nervios que tenían, intentando tranquilizarlas y que luego suceda fue espectacular. Espero no tener que repetirlo porque espero que nunca más vuelva a subir porque se quede en Primera.

Marcos Marín llorando con el ascenso del Alavés | Fuente: Alejandro Reguero

P: ¿Cómo ves la situación actual del fútbol femenino?

R: El bloqueo no sé qué culpables tiene, creo que podemos dirigir las miradas hacia mucha gente, pero el bloqueo de la profesionalización tiene que acabar ya porque son profesionales y falta esa categorización por parte del CSD que ya está dada, pero no se aplica. Es un limbo absurdo, una situación absurda que no sé a quién beneficia y dudo que las propias jugadoras y los propios clubes sepan a quién beneficia. Entonces si no acaba el bloqueo nadie gana nada.

P: Se queda en una situación de estancamiento en la que todo el mundo sale perjudicado ¿no?

R: Eso es. Al final ni para adelante ni para atrás. Las jugadoras están en condiciones profesionales en el 90% de los casos, pero sin que llegue esa catalogación oficial que permita la televisión, la negociación de la venta de los derechos televisivos conjunta y nadie gana sin esa venta.

P: ¿Por qué es necesaria que la Primera Iberdrola se profesionalice?

R: Permitiría cumplir con más rigor todo lo escrito en el Convenio Colectivo que lleva un año en vigor, permitía que esa aplicación fuese de verdad. Los derechos laborales y televisivos serían equiparables a los de cualquier otra profesión. Si no es profesional la competición no se pueden negociar conjuntamente los derechos televisivos. Pasó en la masculina, se estuvo con la guerra del fútbol hasta que se vendieron los derechos como un paquete que es como tiene que ser y como ha pasado en la Champions Femenina. Hasta que no suceda eso vas a tener cosas mejores en ligas de barrio que en Primera Iberdrola.

«Se pide un respeto a unos derechos mínimos como trabajadoras porque sí lo generan para ser profesionales a ese nivel»

P: Ya no es la brecha salarial, sino revertir la brecha de la visibilidad ¿no?

R: Sí claro. La brecha salarial se entiende porque a mí me parece fatal que en Primera División masculina haya sueldos de infinitos millones, pero lo que se genera no es lo mismo. Lo que se pide en ningún momento es una equiparación salarial. Lo que se pide es un respeto a unos derechos mínimos como trabajadoras que si los tiene que tener cualquiera en cualquier otra profesión, en esta también. Porque sí lo generan para ser profesionales a ese nivel. Es necesario ese respeto a los derechos de visibilidad porque es una competición que se ha demostrado que interesa. Si interesa la 2ªRFEF, cuarta división, como no va a interesar la Primera Iberdrola.

P: ¿Cómo convencerías a alguien para que viera el fútbol femenino?

R: ¿Te gusta el fútbol? Si te gusta entonces no hay nada que te impida que te guste el fútbol femenino. Tiene cosas distintas al masculino, es más lento, pero también es más técnico. No hay motivo para que si te guste el masculino, no te guste el femenino. Si me dices que no te gusta el masculino, me va a costar más convencerte.

P: Pero normalmente a la gente le suele gustar el fútbol masculino.

R: ¡Claro! Pasa en todos los deportes. Me pasaba también en el ciclismo porque ahora ya todo el mundo lo ve más o menos igual, pero hace unos años había gente que decía uff es que el ciclismo femenino. ¿Pero te has visto alguna carrera? Si son más divertidas aun. Entonces no hay motivos para que si te gusta el masculino, no te guste el femenino.

Marcos Marín en un partido de fútbol femenino | Fuente: Jaime Z. Ellas Son Fútbol

P: Además, ¿las árbitras están preparadas para pitar en Primera División?

R: La Federación las forzó a subir de categoría hace cuatro años para que la Primera División Femenina solo la pitasen mujeres y eso provocó que hubiera árbitras no preparadas que se han preparado a base de darse golpes en Primera. Ha subido mucho el nivel, pero el nivel general no está a la altura de lo que debería ser la Primera División Femenina. Si tienes árbitras que hoy te están pitando un Atlético-Real Sociedad y mañana te están pitando en categorías regionales masculinas hay diferencia. Lo hizo mal la Federación y las árbitras están haciendo lo que pueden, no pueden hacer más. Eso no implica que no haya que exigirle a la Federación mayores medios para las árbitras y mayor preparación.

P: Eso al final no es culpa de las árbitras y le resta valor a la Liga, el espectador está viendo una Liga con menos nivel por este problema ¿verdad?

R: Sí. El nivel de las ligas lo dan también los árbitros porque son parte del deporte, son deportistas que están ahí. Si estamos exigiendo el máximo nivel a las deportistas que tocan el balón, hay que exigir el máximo nivel a las que no lo tocan. Tampoco culparías a una juvenil por equivocarse en un partido, pues tampoco puedes culpar a la árbitra por equivocarse. Hay que culpar al entrenador que ha sacado a esa juvenil en vez de a la jugadora.

P: También está la situación de Rayo Femenino ¿de dónde crees que nace el problema?

R: El problema viene del capitalismo. El problema viene de la concepción de los clubes de fútbol como empresas. Son sociedades anónimas deportivas. Presa llega a presidir el Rayo comprando el club, algo totalmente legítimo porque es el fútbol que nos hemos dado, pero como no existen mecanismos de control sobre ello, no existen mecanismos que permitan que se cuide bien todo el club y no solo el primer equipo masculino. Esa falta de respeto hacia el club, hacia los aficionados, hacia la cantera, tiene que haber mecanismos para controlarlo, pero como no los hay tampoco está haciendo nada que se salga del guion esperado. Nace de ahí y a corto plazo le veo poca solución.

«Tiene que haber mecanismos para controlar la falta de respeto hacia el Rayo Femenino, los aficionados y la cantera»

P: ¿Qué crees que puede llegar a pasar?

R: Hasta que no se exija por reglamento que tiene que tener esto o lo otro, y entiendo que eso no puede pasar con tanta facilidad si no es profesional la Liga. Estamos hablando de un primer equipo femenino en Primera División Femenina sin delegada, que yo jugaba a Futsal en Preferente madrileña y teníamos delegado. No se entiende que estas cosas se permitan. ¿Qué tiene que pasar? Espero que nada peor que lo de la lesión de Camila.

P: ¿Dónde ves la solución?

R: Ahora mismo lo único que puede pasar es que con la profesionalización de la Liga se exijan unos estándares mínimos mucho mayores, estén unos estatutos de la Liga profesional. Tiene que venir de ahí y de la presión del ente que se forme equivalente a la Liga o a la ACB y que tiene que ejercer una presión sobre el club. El club tiene que entender que es parte de ello, que la imagen de la competición y de la empresa (la liga) a la que se meta el club, va a ir ligado a la imagen del propio club.

P: ¿Se salva el Rayo?

R: Sí. Se salva 100%. No tengo dudas.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario