Amor o dinero por el deporte

0
268
dinero deporte
Chelsea, campeón del Mundial de Clubes| Fuente: Twitter @FIFAWorldCup

 

Cada vez más el dinero se ha convertido en un aliado del deporte de élite, donde las empresas luchas por conseguir económicamente la victoria en un juego fuera del terreno de juego.

El mundo del deporte durante los últimos años se ha convertido en un gran negocio económico pero aún existen competiciones donde el dinero no es factor imprescindible. Cada vez más se relacionan algunas disciplinas deportivas con el sector de la economía y los negocios, desde la NBA, la Fórmula 1, el futbol o el beisbol se han convertido en actividades económicas donde se mueven grandes cantidades de dinero.

Publicidad

El mundo del basket

Si pensamos en baloncesto a nivel mundial la competición por antonomasia es la NBA. Las grandes franquicias compiten a nivel confederal por hacerse con el anillo en los playoff. Cada año estas eliminatorias sientan a aficionados de todo el mundo delante del televisor para ver el mayor espectáculo de baloncesto en el mundo, ¿pero tiene la NBA las mismas aficiones que el baloncesto europeo?

Partido de NBA temporada 2021/2022| Fuente: Twitter @NBA

En esta situación se encuentran las diferencias entre el baloncesto americano y el europeo, el apoyo de las aficiones en países como Grecia, Turquía, España o Francia a sus equipos de baloncesto es mucho mayor que en la NBA. Al contrario los equipos de las franquicias americanas consiguen crear un espectáculo en su deporte dando un juego que consigue mover grandes cantidades de dinero a nivel mundial.

El mundo del baloncesto en EEUU es realmente lucrativo. Pero, no solo para los jugadores, que ganan verdaderas fortunas gracias a sus habilidades. Sino que, las principales competiciones se han convertido en un negocio realmente lucrativo. Genera miles de puestos de trabajo, contratos de todo tipo, derechos televisivos, publicidad, … Gracias al incremento en términos de beneficios por los derechos de televisión, además del consecuente aumento de espectadores a nivel global, la NBA se está haciendo rica.

Literalmente, el valor medio de las franquicias que participan en esta liga ha crecido de media un 13 por ciento. Por acercar un poco la realidad a los datos, cada equipo franquicia tiene un valor medio de 1.900 millones de dólares.

Partido de Euroliga Real Madrid – Barcelona| Fuente Twitter @FCBbasket

Si hacemos una comparación con la competición europea de la Euroliga los datos son menores, muy lejos de lo reflejado en EEUU. Con cuatro competiciones continentales con un nivel excelente Europa es la segunda mejor opción para el baloncesto de alto nivel tras la NBA. Sin embargo, las cifras económicas comparadas con las de los EEUU no están al mismo nivel de competitividad.

El motor tiene un dueño económico

En el ámbito del motor podemos observar una misma línea en cuanto al ambiente de las gradas, la afición disfruta de ambos rugidos de motor. Sin MotoGP y Fórmula 1 tienen un reparto bastante desigual por parte de las organizaciones. En el Mundial de Motociclismo llegan a repartir 13 veces menos dinero que en el cuatro ruedas. En MotoGP, según Speedweek.com la organización dota a todos los equipos que cuentan con dos pilotos con 6.5 millones de euros. De este modo, no es de extrañar que la diferencia sea tan alta, siendo unos 70 millones de euros los que se reparten a los equipos en MotoGP frente a los 950 millones de euros en Fórmula 1.

El rey del negocio deportivo

No existe deporte que se siga de la misma manera que el fútbol, hoy caben pocas dudas de que el fútbol es, al menos en lo que al número de espectadores se refiere, el deporte rey. No solo porque su práctica se ha extendido entre niños y adultos en todo el planeta, sino porque, además, sus competiciones acaparan la atención de millones de aficionados.

Todo ello por no hablar de la huella que algunos equipos históricos han dejado en la cultura de algunos países, cuyas formas de vida, seguramente, serían muy distintas si no hubieran tenido contacto con este deporte.

Chelsea, campeón del Mundial de Clubes| Fuente: Twitter @FIFAWorldCup

Si comparamos el deporte del fútbol con su categoría en pabellón al diferencia es abismal. La gran comparación con el fútbol sala se observa en los números, los patrocinadores, las retrasmisiones deportivas o el impacto en la sociedad deportiva. El futbol sala en España y en otros grandes países del mundo es un deporte en la sombra, pero es un deporte que recoge a una gran parte de afición, el orgullo por este deporte es de los más importantes. La cercanía de los clubes y jugadores con la gente y el mantenimiento de los precios de las entradas provoca que la comparación de los dos tipos de fútbol sea diferente en las aficiones y y el contacto de esta con el equipo.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario