El Madrid hace historia en otra mágica noche de Champions

0
205
Los jugadores del Madrid celebran la victoria | Fuente: Diario MARCA

El Real Madrid volvió a demostrar por qué es el equipo más laureado de Europa en otra eliminatoria vibrante de Champions League

Ayer por la noche, los futbolistas del Real Madrid volvieron a recurrir a la épica en la Champions. Los “merengues” remontaron el partido y la eliminatoria al Manchester City en dos minutos.

Ayer fue uno de esos días que no se olvidan, uno de esos días en los que vives el fútbol como no se puede describir. El Real Madrid, por tercera vez consecutiva en esta edición de la Champions, remontó una eliminatoria que le permitía pasar a la final y mantenerse vivo en la mejor competición europea de clubes.

Publicidad

El encuentro entre el City y el Madrid estuvo bastante disputado, aunque el equipo inglés fue algo superior al Real Madrid, igual que ocurrió en el partido de ida. Ambos equipos tuvieron oportunidades para adelantarse en el marcador, aunque ninguno de los dos fue capaz de transformarlas hasta que, en el minuto 73, Riyad Mahrez adelantó al conjunto inglés con un gran disparo que Courtois no pudo detener. Después de este tanto, los “cityzens” tuvieron dos oportunidades muy claras para sentenciar el partido. La primera de ellas, en el minuto 86, la despejó de la misma línea de gol Ferland Mendy, evitando el tanto de Grealish. La segunda fue una fantástica parada con el pie de Courtois que evitó el segundo y definitivo gol de los ingleses. Aquí, el City cometió el mismo error que ya tuvieron PSG y Chelsea: dejar vivo al Real Madrid.

A pesar de ir por debajo en el marcador y tener dos goles de desventaja en la eliminatoria, los jugadores se encomendaron a la épica para remontar el partido y, como ya es habitual en el Bernabéu, volvió a ocurrir.

Corría el minuto 90, el último minuto del tiempo reglamentario, cuando Camavinga colgaba un balón al segundo palo, donde aparecía Benzema para dejar el balón en el área pequeña con la pierna izquierda para que Rodrygo marcase el gol del empate y de la euforia. 1-1 en el marcador y 6 minutos de descuento por delante para que el Madrid empatase la eliminatoria y forzase la prórroga.

Pues los hombres de Ancelotti no se hicieron de rogar. Sin haberse cumplido aún el minuto 91, Rodrygo hacía estallar de alegría al Bernabéu. El brasileño remataba de cabeza un gran centro al área de Carvajal para colocar el 2-1 en el marcador y el 5-5 en el global.

Parecía imposible, inverosímil de principio a fin, parecía una simulación, incluso una broma. Pero, las apariencias engañan y, una vez más, el Madrid había remontado un resultado que parecía insalvable. Esta vez, además, lo hizo ante una superpotencia futbolística como es el Manchester City. Guardiola, miraba atónito al terreno de juego sin saber qué hacer. El técnico del equipo de Manchester se había quedado sin respuestas a la esencia del Real Madrid.

Pero solamente forzar la prórroga no era suficiente. El Madrid nunca deja las cosas a medias y faltaba por aparecer el mejor jugador del equipo durante toda la temporada, Karim Benzema. Sobre el minuto 93, Camavinga realizó una conducción larguísima desde su propia área hasta el del City, pasó el balón a Rodrygo y este puso un balón raso al centro del área inglés para que Benzema rematase la faena. Sin embargo, el francés no llegó a finalizar la jugada porque Rubén Días trató de anticiparse y cometió penalti sobre el capitán del Madrid. Era el momento de Karim y, como siempre, no faltó a su cita con la historia. Karim lanzó desde los once metros y batió a Ederson, fijando el 3-1 definitivo en el luminoso del Bernabéu.

La euforia se apoderó de cada uno de los madridistas que estaban en el estadio, nadie creía lo que estaba viendo a pesar de que era una realidad. El Madrid había remontado al City de Guardiola tras perder la ida por 4-3 y después de llegar perdiendo al minuto 90 en su estadio. Ancelotti había dirigido a los suyos a una nueva final de Champions, apenas cuatro días después de convertir al real Madrid en campeón de LaLiga.

Sus cambios fueron realmente arriesgados, ya que retiró del campo a los tres centrocampistas titulares durante los últimos años: Kroos, Casemiro y Modric. En su lugar, entraron Camavinga, Rodrygo y Asensio. El papel de los dos primeros fue completamente fundamental en la remontada. Rodrygo anotó un doblete y desestabilizó a la defensa del City, mientras que Camavinga sujetó sin compañía el mediocampo madridista mientras todos sus compañeros se volcaban en el ataque. Fue una completa demostración de fuerza física, ímpetu y empuje la de ambos jóvenes.

Rodrygo y Camavinga celebran uno de los goles al City | Fuente: Diario AS

La mística del Bernabéu es inexplicable, igual que lo que sucede allí cada vez que el Real Madrid necesita obrar milagros europeos. La afición apoyó al equipo desde mucho antes del comienzo del partido y hasta bastante después, permaneciendo en el estadio tras el pitido final para disfrutar del éxtasis de una noche completamente histórica.

El camino del Real Madrid hasta la final ha sido el más complejo y escabroso que el de todos los demás aspirantes. Los “blancos” han sido verdugos del PSG, del Chelsea y del Manchester City, logrando alcanzar la final en la que, desde el martes, esperaba el Liverpool de Klopp. Ambos equipos se enfrentarán en la final de París del 28 de mayo. Este es el último obstáculo que debe superar el Madrid para levantar de nuevo la “orejona”, su trofeo fetiche. ¿Serán capaces los jugadores del Real Madrid de traer la decimocuarta Champions a las vitrinas del Bernabéu?

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario