Steve Jobs, el hombre que revolucionó la tecnología

0
426
Steve Jobs

Este martes 5 de octubre se cumplen 10 años desde que el empresario Steven Paul Jobs se despidiera de este mundo. Steve Jobs, como le conocía todo el mundo, no era ingeniero, pero sí un visionario. Sin él nadie habría escuchado música en un iPod, ni habría llamado por un iPhone o navegado con un iMac

Steve Jobs nació un 24 de febrero de 1955 en San Francisco, California, donde creció con sus padres adoptivos Paul y Clara Jobs, quienes pertenecían a una familia humilde. En su adolescencia decidió estudiar letras en la Universidad Reed College de Portland, aunque a los seis meses se vio obligado a abandonar la carrera por su alto coste. Sin embargo, años más tarde los estudios de caligrafía le serían de utilidad en el diseño de las primeras tipografías del iMac.

Publicidad

Desde niño Jobs siempre estuvo interesado en la electrónica. Pero, ni decidió estudiar una carrera relacionada con ello, ni era una mente brillante, simplemente tenía a los amigos adecuados. Entre ellos, Steve Wozniak, un genio de la electrónica con aspiraciones de crear un ordenador personal.

Un dúo prodigioso que crearía el 1 de abril del 1976. la compañía Apple Computer, donde Wozniak era la mente brillante y Jobs un hombre de negocios capaz de sacar rentabilidad a cualquier idea.

Steve Jobs y Steve Wozniak | Fuente:www.architectabroad.com

El nacimiento de Apple Computer

Una apuesta arriesgada que comenzaría con el Apple I, un tablero de circuitos que debía ser conectado a un televisor y con el que era necesario tener conocimientos previos de electrónica para poder darle un buen uso. Para sorpresa de ambos empresarios, en poco tiempo la empresa comenzaría a vender cientos de unidades.

Sin embargo, algo que marcará a Jobs a lo largo de su vida es su inconformismo constante. Él quería ser el mejor en lo que hacía, es por ello que no tardará en darse cuenta de que una clientela restringida a expertos en informática no era suficiente.

Así surge el Apple II, el primer ordenador que se vendía completo y que consiguió ser un objeto de consumo masivo en Estados Unidos. Todo un éxito que hará que a finales de los años 80 la empresa con el logo de la manzana cotice en bolsa y abra sus puertas al mercado internacional. Prácticamente de la noche a la mañana los jóvenes Jobs y Wozniak se habían convertido en millonarios.

El Macintosh, la obra maestra de Apple

Todo iba viento en popa. Apple acaparaba toda la atención, pero pronto vendría su primer rival, el grupo informático International Business Machines (IBM) que sacaría a la venta un ordenador mucho más barato. Las pérdidas no tardaron en notarse y Jobs convencido de su superioridad reunió a sus mejores empleados y contrató a John Sculley, que en ese entonces era director ejecutivo de Pepsi al que le hizo la siguiente pregunta: “¿Quieres seguir vendiendo agua azucarada o quieres tener la oportunidad de cambiar el mundo?”.

El 24 de enero de 1984, Steve Jobs se consagrará presentando el Apple Macintosh, el primer ordenador personal de la historia. Un éxto a nivel mundial con avances revolucionarios como el ratón, los iconos, los menús y las ventanas. Jobs a sus 29 años está en el clímax de su carrera. Nadie se esperaba lo que le vendría.

Bill Gates, un rival eterno

Con la misma edad de Steve Jobs y, tal vez, su misma ambición aparece Bill Gates. Un pequeño empresario que impresionado con el sistema de equipamiento del Macintosh tendrá un objetivo: descubrir el secreto de su avanzado sistema operativo, mejorarlo y venderlo a los rivales de Apple. Lo logrará trabajando como proveedor de softwares en Apple, donde se inspirará en el cerebro del Macintosh, creando Windows.

Las ventas de la compañía cayeron en picado y la suerte de Jobs parecía desvanecerse. John Sculley recurió a una medida impensable, despedir a Steve Jobs. Nadie lo esperaba, el padre de Apple había sido desterrado de su propia empresa a los 30 años.

El regreso de Steve Jobs

Poco después de su salida de Apple Computer, Steve Jobs pondrá en marcha la empresa Next. Además, compraría The Graphics Group, conocida más tarde como Pixar, y que en ese momento era una pequeña compañía de efectos especiales.

Apple Computer, por su parte, pasaría por una serie de directores que no conseguirían frenar el declive de la compañía. Así, en 1997, Gilbert Frank Amelio le pasaría el mando de nuevo a Steve Jobs. Este, en uno de sus espectáculos de conferencias invitaría a Bill Gates con el que firmará un acuerdo  resolviendo sus diferencias. Jobs retirará todos los procedimientos legales en contra de Gates y este, a cambio, le proporcionará programas para sus ordenadores y un cheque de 150 millones de euros que harán que resucite la marca.

Steve Jobs
Steve Jobs presentando el iMac | Fuente: www.aeromental.com

Apple volverá a la carrera presentando el iMac, que será todo un éxito. Habiendo democratizado la informática, Apple se unirá al mercado del entretenimiento masivo creando en octubre de 2001 el iPod. Un dispositivo que desbanca al walkman y con el que los usuarios podrían tener toda una biblioteca musical en el bolsillo.

En 2007, la empresa mostró por primera vez al mundo un teléfono iPhone y, tres años años más tarde, la primera tableta iPad, un híbrido entre ordenador y teléfono que supuso un antes y un después en el mundo de la tecnología.

Steve Jobs fue un visionario, que vivió por y para su sueño. Siguiendo su intuición logró uno de los mayores cambios tecnológicos del siglo XXI. Su fallecimiento el 5 de octubre de 2011, a consecuencia del cáncer de páncreas que le habían diagnosticado ocho años antes, dejó atónito al mundo. Se iba el hombre que prometió fabricar un ordenador tan fácil de usar como una tostadora y que, asombrosamente, lo logró.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario