‘Todos buscan a Nora Roy’, el ‘thriller’ que no decepciona

0
557
Lorena Franco | Fuente: gliscrittoridellaportaaccanto

Estar atrapado no es algo positivo, salvo cuando se trata de estarlo en un buen libro

Lorena Franco vuelve a las andadas con su thriller, Todos buscan a Nora Roy. Una novela absorbente llena de intriga y misterio

Imagina un domingo cualquiera. El sábado te levantaste tranquilamente, pero enseguida te pusiste a hacer recados y mandados. Quedaste con tus amigos y/o pareja para aprovechar el tiempo perdido que la semana te ha robado de ellos. Por la noche (o en algunos casos al final de la tarde debido al toque de queda) llegas a tu casa, te pones al día con tu serie favorita o ves la nueva película de Netflix. El caso es que entre una cosa y otra te duermes tarde y llega el no tan deseado domingo.

Publicidad

Al despertarte, la semana se queda atrás, pero pesa como una losa. Solo quieres descansar, tanto el cuerpo como la cabeza. No quieres ver la televisión, pero tampoco quieres hacer nada. Y ahí está, el libro del que tanto te han hablado. El que te compraste por curiosidad, el que te lleva acechando algunas semanas, esperando a que te des cuenta de su existencia entre la rutina de tu normalidad. Mientras desayunas tranquilamente lo coges y… ya no lo sueltas. El domingo lo has pasado en otro mundo, un mundo en el que te has emocionado, conmovido, estremecido y, en resumen, enganchado. A sus páginas, a su prosa, a los personajes… has experimentado una de las mejores sensaciones que existen, y así, la semana acaba de otra manera.

Ese libro podría ser Todos buscan a Nora Roy. Su autora, Lorena Franco es conocida por libros como El último verano de Silvia Blanch o la trilogía del tiempo, además de muchos otros que se pueden encontrar aquí. En Todos buscan a Nora Roy, Lorena Franco vuelve al thriller de la mano de Planeta.

Detalle de la portada del libro El último verano de Silvia Blanch | Fuente: lagranbibliotecadedavid

Una satisfacción literaria

En esta nueva novela se nos presenta a Eva, una chica normal y corriente que no pasa ni por su mejor, ni por su peor momento. Dentro de su privilegio vive su vida sin más, ni pena ni gloria. Absorta en su mundo oye de pasada, pero sin prestar atención, que una paciente de un psiquiátrico ha escapado después de matar a un médico y una enfermera. Así, entre sus series y sus salidas a la cafetería de confianza, una amiga le da un consejo. Será al seguirlo cuando la monótona y tranquila vida de Eva se verá vuelta del revés al verse en medio de una red de acontecimientos que van más allá de ella misma. Cuando pasado y presente se junten en una atrocidad que ni en sus series podía llegar a imaginar.

Con esta premisa la autora construye una novela negra sencilla y emocionante. Los protagonistas no son detectives, policías, etc. la mayoría son personas de calle. Por ejemplo, la protagonista, Eva, es el perfecto ejemplo. Como todos, es única, pero a la vez, en su generalidad, como tantas otras. Orbitando alrededor de ella tenemos algunos de los personajes arquetípicos que la hacen funcionar como un ente guía en la historia y que detonarán algunas acciones del libro. Por ejemplo, sus dos amigas: la preciosa, pero esnob Natalia y Lola, el alivio cómico en la novela. A ellas se les unen el sexy y enigmático desconocido, y el encantador y agradable camarero. Así, Lorena Franco establece unas figuras y líneas argumentales que el lector reconoce y por las que se guía con familiaridad.

La autora de Todos buscan a Nora Roy Lorena Franco | Fuente: lecturápolis

Sin embargo, esto no quiere decir que la novela sea predecible, ni mucho menos. Es una característica que se añade al ambiente íntimo y natural de la novela. Ese ambiente, unido a la prosa rápida y ligera de Lorena Franco, es lo que hace que la novela te envuelva tal y como lo hace, todo en ella es conocido. A las situaciones mundanas en las que se encuentran momentos entre amigas, conversaciones triviales, referencias a series de televisión, etc. se la añaden las tramas originales de suspense y acción, pero que evocan a historias ya conocidas. Es una de las novelas en las que el lector es uno más, otro cliente en la cafetería de confianza de Eva.

Un personaje inesperado

Con respecto a la cuestión sobre si el final es previsible o no, obviamente depende de cada persona. Cada uno tiene un bagaje literario o cinéfilo distinto. Puede ver señales que otros no ven, o simplemente ser más avispado o tener un momento de lucidez. En este caso, desde mi punto de vista, hay revelaciones más sorprendentes que otras. No obstante, en cualquier caso, el resolver el misterio (o misterios) antes de tiempo no mancha, del todo, la experiencia. Son esas revelaciones, cómo se desarrollan, lo que significan para la historia, para el mundo real, cómo se plasman tantas verdades en una sola historia para contar uno de los horrores del ser humano. Lo importante en este thiller no es tanto la resolución, como el viaje hasta descubrir la verdad.

Eso sí, dicho lo anterior, no hay que desprestigiar el final del libro. Todo está unido a la perfección, cada detalle encaja y eso es un toque positivo de la novela. Mientras que en otras novelas el enredo es algo característico y el desenredar toda esa telaraña de tramas es parte del proceso, en el caso de Todos buscan a Nora Roy esto se hace por capas. Por cada secreto hay uno más, y paulatinamente se van descubriendo todos. Esto es lo que hace en parte también que la novela sea tan ligera y rápida, pues paulatinamente todo sale a la luz sin dejar lugar a dudad de cuál es la verdad. De esta forma, el libro deja una sensación de satisfacción literaria pues cumple su objetivo a la perfección: entretener y evadir.

No obstante, la novela invita a reflexionar. Sobre el ser humano, sobre lo que somos capaces de llegar a hacer en un mundo capitalista, cruel y oscuro. Pero también sobre lo bueno que hay en él. Dentro de esta línea, sin entrar en spoilers, un hecho destacable en la novela es el tratamiento de la muerte. Es un personaje, un tema tan recurrente y siempre presente en las páginas del libro. Se reflexiona sobre ella, se entiende. La muerte siempre estará ahí, acechando, pero junto a ella, como un simple color en un lienzo en blanco, se unen al amor, la envidia, los sueños, la ambición, la imaginación y demás sentimientos y emociones que forman el cuadro que es la vida de una persona.

Una invitación entre las páginas

Así, Todos buscan a Nora Roy es un libro ágil, absorbente y directo. La novela negra perfecta, tanto para desconectar de la realidad de uno mismo, como para reflexionar sobre la realidad común que comparte como individuo.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario