‘Entrañas’, un poemario nacido de las estrellas

3
1019
Portada del libro 'Entrañas' de Marce González Torres

 

El pasado 21 de Julio Marcelino González Torres abrió su corazón en su primer libro, Entrañas. El poemario, compuesto por 35 poemas, acerca al lector al mundo interior que todos llevamos dentro.

Publicidad

Autor

Marcelino González Torres

Marce González se estrena como autor con 17 años, publicando su primer libro desde Las Gorgollitas, una pequeña aldea perteneciente a Santiago-Pontones, Jaén. Con referentes como Luis Cernuda, Federico García Lorca, Rosalía de Castro o Chris Pueyo decide dar sus primeros pasos en el mundo de la escritura.

Tan solo un mes después de que su poemario haya salido a la luz, Marcelino ha realizado ya una presentación del mismo en Santiago-Pontones junto con Andrés Ortiz Tafur, donde asistieron alrededor de 80 personas y ha sido entrevistado por Melchor Villalba en Diario Jaén, además de estar durante unos días en el #2 novedades de poesía en Amazon. “No esperaba este reconocimiento, creía que se quedaría en una anécdota más. Agradezco mucho el apoyo”.

Presentación libro ‘Entrañas’ en Santiago- Pontones | fuente: Santiago-Pontones informa

Proceso creativo

Entrañas, un poemario nacido de las estrellas, surgió inicialmente cuando su autor tenía 13 años: “Descubrí la poesía en una etapa en la que me encontraba mal anímicamente y vi que con ella podía plasmar mis emociones (…) Necesitaba compartir lo que sentía y la poesía hizo que pudiera sacar algo bonito de mi frustración”.

Fue así como Marcelino inició el camino de un largo proceso que duraría cuatro años. Cuando comenzó a ver a su alrededor pequeños escritores que publicaban vió el sueño de sacar a la luz su primer libro como un objetivo alcanzable. Fue entonces cuando tuvo que debatir el título de este recopilatorio: “me pregunté mucho sobre qué tenían en común los poemas que seleccioné y vi que realmente todos procedían de un “vómito de sentimientos”. Indagué más en el concepto hasta llegar al título que da nombre a mi poemario. Estos poemas salen de mis entrañas, de mi alma.”

Sin embargo la elección del título no fue lo más difícil para el autor, que ha publicado Entrañas de la mano de Amazon, por medio de la autopublicación: “tuve que diseñar la portada, tener cuidado con el espaciado y la tipografía, con todo lo técnico que hay detrás de un libro. Fue mucha presión, si no estaba perfecto no te publicaban.” 

Análisis

Si uno se adentra en Entrañas lo primero que se encuentra es una dedicatoria que da comienzo al tobogán emocional por el que uno transcurrirá páginas después: “Para aquel niño de trece años que escribía poemas para evadirse de la realidad. Lo hemos conseguido”. Tras este y, antes del primer poema que inicia el libro, vemos el prólogo escrito bajo el pseudónimo “Mancha de Mostaza” que realizó su hermana pequeña Carmen, de tan solo 9 años.

Después de dicho toque de dulzura uno se choca frontalmente con la realidad escrita: “Ya no viven/ aquellos pájaros que cantaban/ cuando nací/Ya están muertos”.  En un tono crudo que recuerda al realismo sucio describe el paso del tiempo: 

Crezco y voy dando pasos

Hacia aquellos pájaros,

Hacia la lluvia,

Hacia los suspiros de los muertos

(Extracto de Mis oscuras golondrinas)

Con este primer poema González Torres marca el tono del libro, que no se encuentra dulcificado por su edad. Describe sus más sinceros sentimientos en poemas como Viento, dedicado a su abuelo, donde muestra un dolor por el que todos hemos pasado, el fallecimiento de un ser querido: “cuando falleció mi abuelo volví a necesitar la poesía, fue como una terapia. Puedes desahogarte sin la presión de tener que contárselo a alguien, puedes ser totalmente sincero”.

Sus perturbaciones como son el futuro, los sueños o la dificultad de iniciar el vuelo y salir del nido también tienen cabida en Entrañas con poemas como Vuelo, Sueños perdidos, Futuro, Tiempo o La vida de un ganador peculiar.

 

Que ayer era primavera

Y hoy se cierne sobre mí el invierno

Y muero, lloro

Y sigo muriendo

(Extracto de Tiempo)

 

Conforme la lectura avanza uno ve reflejado su propio mundo interior, a través del descrito por el autor. A veces por gritos crudos como Agonía y en otros momentos con poemas más evocadores y metafóricos como: Locura Oscuridad, Lágrimas, Te imploro y Rayos y truenos. Aunque no todo son cantos a la tristeza, ya que también hay espacio para un homenaje a su tierra en Furgalit o para poemas más esperanzadores y que recuerdan a la intensidad de Cernuda como Las constelaciones se enamoraron esa noche, Flores o Dos chicos besándose.

Se tornó en oscuridad la luz

Y nos sumimos en la ceguera.

Gateamos como niños,

presas de la luna nueva.

(extracto de Las constelaciones se enamoraron esa noche)

Referentes

Los referentes de González Torres están muy presentes en su poemario, ya que para él han sido una completa inspiración. Se pueden tratar de influencias musicales como se ve en el poema Sobresalto donde habla sobre La Chica Sobresalto, personas que su historia le han marcado, como el poema Veneno dedicado a Cristina la Veneno. Por supuesto también se mencionan influencias literarias en Diamantes dedicado a “Desayuno en Tiffany’s de Truman Capote o las descritas en su mayoría en el poema Oda donde menciona a Cernuda, Lorca, Rosalía de Castro, Eurípides, Rimbaud o Chris Pueyo entre otros.

Los poemas que más emocionan a Marcelino, sin embargo, son aquellos más reivindicativos, donde llama a luchar por la igualdad, muy aplicables a los sucesos acontecidos en estos últimos meses: “los poemas Veintiuno y Cristal me emocionan, sigo sintiendo mucha impotencia al leerlos”. Uno con el que está muy orgulloso es No se decírtelo con palabras que dedica a su hermana pequeña. Aunque si tuviera que quedarse con uno sería con Nana de espuma

 

Te llevaron las olas,

Niño de mi alma.

Escuchaste sonar

Una nana de espuma funeraria.

Se muerden las uñas 

Y el corazón te desgarran.

Lo racionan a trozos.

Ya tienen la cena emplatada.

                                            (extracto de Nana de espuma)

 

Para finalizar deja al lector ocho poemas cortos, sin título, que dan el broche final a una lectura llena de claros y oscuros, de miedo y esperanza, de amor y de tristeza, de alegrías y llantos, pero sobre todo de emoción

Conclusión

Lo que uno puede ver en este libro es el huracán de un chico lleno de vida y sobre todo de valentía. Te acerca su mano para que el lector se sienta acompañado mientras abre sentimientos escondidos a través de los versos. Si bien es su primer título publicado, González Torres da sus primeros pasos con firmeza, sin miedo, sabiendo lo que hace y proyectando un estilo que se irá desarrollando en sus próximos trabajos. El saber plasmar en 35 poemas cuatro años de su vida adolescente es un trabajo de introspección al que no todo el mundo es capaz de someterse con su edad. Ha conseguido, como él mismo ha mencionado, transformar su frustración en algo muy valioso

Publicidad | Advertisement

3 Comentarios

Deja un comentario