Aquí estás, mundo bello

0
424
Portada del libro | Fuente: Penguin Libros
Portada del libro | Fuente: Penguin Libros

Tras el éxito de Gente Normal, Sally Rooney publica Dónde estás, mundo bello. La novela sigue a cuatro personajes cercanos a la treintena inmersos en la búsqueda de la belleza en el mundo.

Es una verdad universalmente reconocida que Sally Rooney es la autora representante de toda una generación. Tras cosechar un tremendo éxito con su libro Gente normal —y su posterior serie de televisión que no ha dejado indiferente a nadie—, Rooney publicaba el pasado 9 de septiembre su obra más madura hasta la fecha: Dónde estás, mundo bello.

Publicidad

Sobre el libro

El libro presenta a Eileen y Alice, dos mejores amigas que llevan mucho tiempo sin verse. Alice es novelista, y se acaba de mudar a un pequeño pueblo costero tras haber pasado por una crisis nerviosa. Allí conoce a Felix, a quien pide que la acompañe a Roma para la promoción de su último libro. Eileen, por otra parte, vive en Dublín y, mientras supera la ruptura de una relación de varios años, comienza a flirtear con Simon, un amigo de toda la vida. Ambas amigas se comunican a través de emails, en los que no sólo se cuentan sobre su vida la una a la otra, sino que en ellos también hablan de su amistad, de amor, de literatura, de política, y de la incertidumbre de su futuro.

Dónde estás, mundo bello | Fuente: @litrandomhouse en Twitter
Dónde estás, mundo bello | Fuente: @LitRandomHouse en Twitter

Alice, Simon, Eileen y Felix tienen algo en común: son personajes reales e imperfectos. Se equivocan, como todos lo hacemos. Muchas veces dicen lo que no deberían decir. Muchas otras veces no dicen nada en absoluto. Todo esto resulta muy frustrante para el lector, quien quiere poder intervenir y decir: “¡Vamos, venga! ¡No lo fastidies ahora!”. No obstante, también le hace darse cuenta de toda la falta de comunicación y de interés por entender a los demás que prevalece en el día a día. Sumando esto al magnífico estilo de escritura de la autora, todas esas cosas se sientan reales, cándidas y puramente complejas a la vez.

Emails y estilo de la obra

Son los correos electrónicos que ambas protagonistas se envían lo que le permite a la autora poder explorar temas más profundos e intelectuales. Emails que, como lector, resultan profundamente exquisitos de leer, y que nos hacen ver que Sally Rooney ha madurado como novelista, brindándonos su obra más sincera y adulta hasta el momento.

Muchas de estas discusiones son sobre temas importantes, profundos e incómodos, lo que nos lleva a reflexionar que son los temas de los que más evitamos hablar, los que realmente nos hacen evolucionar, abrir la mente y ser conscientes de las personas que tenemos junto a nosotros. Entre otros, se razonan asuntos como la evolución de los sistemas comerciales, la inverosimilitud de la vida o el sentido de la misma; cuestiones en las que los personajes ahondan para poder encontrar ese mundo bello que tanto buscan.

Esto resulta significativo al comprender que tenemos estas conversaciones sobre clases sociales, marxismo, sexo o relaciones porque es lo único dominante en nuestra existencia. Todos nuestros días son las personas que queremos, así como las relaciones y comunicación que tenemos con ellos.

Sally Rooney | Fuente: ElPeriodico
Sally Rooney | Fuente: ElPeriodico

El nivel de detalle en la escritura de Rooney es fantástico. Se siente real, que estás presente en la acción, pero que no puedes intervenir: limitándote a ser un mero observador. Las escenas en las que a priori podrías sentir que no pasa nada, son en las que más pasa, y percibes cualquier detalle de los personajes como si fuera tuyo propio. Sientes lo que ellos mismos sienten.

Junto con ellos, llegas a la conclusión de que, muchas veces, las cosas más simples son las más bellas que hay. Esto lo convierte en un libro muy detallista, auténtico y, sobre todo, creíble.

Percepción de la literatura actual

Arte, naturaleza, economía, amistad, sexo, religión católica o política son algunos de los temas que la obra trata, pero hay uno que prevalece por encima de otros: la literatura actual y la posición de los autores. Para ello, Rooney se apoya mucho en el personaje de Alice y en su trabajo como novelista.

En una ocasión, Alice se pregunta cuál es la relación entre el autor y sus obras, y por qué estamos tan obsesionados en fusionarlos como uno solo, ya que el libro puede ser una obra maestra mientras que el escritor un completo idiota. O, por otra parte, ¿por qué tenemos que ahondar tanto en la vida del autor, privándole absolutamente de todos sus derechos? Alice llega a decir que el interés público «contribuye a organizar el discurso literario completamente en torno a la figura dominante de «el autor», en cuyo estilo de vida e idiosincrasias hay que escarbar con todo morboso detalle sin motivo alguno».

También analiza cómo su obra es percibida, en comentarios que son claramente un guiño a cómo la obra de Rooney es percibida en la realidad. Alice llega a la conclusión que nosotros, las personas, queremos leer sobre amor, relaciones y sexo porque es algo existente. Algo con lo que lidiamos todos los días.

Dónde estás, mundo bello es, en definitiva, una montaña rusa de emociones, con la que vais a sentir ira, felicidad, tristeza e incluso amor. Podría deciros dónde se encuentra el mundo bello —y, en parte, ya lo he hecho—, pero prefiero no hacerlo. Prefiero que leáis el libro y que descubráis así dónde reside este lugar. Que descubráis que ya estáis en él.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario