El «podcast», la nueva radio

0
335
podcast
Grabación de un "podcast" con un ordenador | Fuente: webgrrl.nl

En el mundo de la inmediatez nadie espera a una hora a que comience un programa de radio, todos queremos el contenido a la carta

Como está ocurriendo con la televisión, en la radio la tecnología avanza a pasos agigantados reconstruyendo, e incluso en algunos casos destruyendo, la forma de consumir que tenemos.

Como en un buena cadena de restaurantes, los platos se sirven a petición del consumidor y es más, se presentan tal y cómo quieren, cuando lo quieren e incluso donde ellos lo quieren. Radio al gusto. No se puede competir contra eso.

Publicidad

El “podcast”, el hijo moderno de la radio

La radio, esa mítica compañera de mil historias, se está poniendo vieja. Su método de difusión no puede albergar el gran cambio de necesidades de un consumidor que emigra a terrenos digitales para conseguir aquello que desea. Ivoox, Spotify o TuneIn son algunas de las muchas aplicaciones que han sabido llenar ese vacío empresarial e innovar en la forma de escuchar y consumir audio convirtiéndose en los principales agregadores de contenido de audio. Su modelo de negocio se basa en algo cada vez más conocido y temido por la radio tradicional: el “podcast”.

¿Qué es un “podcast”?

Un “podcast” es simplemente un archivo de audio bajo demanda. Es decir, audio a la carta a través de una aplicación en el móvil o una web en el ordenador, que el usuario consume cuando y como quiere de manera multiplataforma. Ya sea un programa de radio emitido en directo y posteriormente subido a la red o emisiones íntegramente digitales que se transmiten a través de este método, el “podcast” es lo mismo que Netflix para las series: contenido a la carta.

Teléfono reproduciendo un «podcast» | Fuente: fotonerd.it

El principal debate, por consiguiente, sobre la concepción de lo que es un “podcast” es si es un nuevo soporte donde consumir contenidos de audio o por ende un nuevo formato de radio. Aquí entra entonces la paradoja que sucede en el estudio de las OTT y las plataformas de «streaming» como Netflix o Amazon Prime. ¿Son televisión? El “podcast”, ¿es radio?

Diferencias y ventajas del “podcast”

La gran diferencia del “podcast” con respecto a la radio es el contenido bajo demanda. Al contrario que en la radio, donde se tiene que buscar en su programación la hora de comienzo del programa que se disponga a escuchar, en los agregadores de contenido como Ivoox se puede consumir cuando se quiera el contenido, ya que se encuentra a la carta.

Para poder reproducir el contenido simplemente se accede a la app o web, se busca el programa o episodio que se desea, y se reproduce donde se prefiera: móvil, Tablet, ordenador, Smart TV… Esta es otra de las diferencias del “podcast”, el ser multiplataforma. No se necesita una radio para recibir señales, solo acceso a internet.

Varias personas haciendo un «podcast» online por videollamada | Fuente: video4change.org

Como se puede observar, las diferencias son las ventajas. La libertad que otorga al consumidor poder adaptar su horario y estilo de vida al consumo de sus contenidos favoritos hace del “podcast” la elección ideal cada día para más usuarios. Pero no solo para ellos, sino también para los productores de ese contenido. No se necesita una cadena de radio para emitir. Y, por lo tanto, se tiene libertad absoluta de creación y control sobre el programa ofrecido, ya que cualquiera puede subir un programa, con el contenido y duración que prefiera.

¿Quién consume “podcast”?

Según el Estudio General de Medios (EGM), la edad media del oyente de “podcast” se sitúa en 39,4 años y el rango de edad que más lo escucha está entre los 35 y los 40 años, seguido de cerca por los “millenials“ (25-24 años). La radio, por su parte, sitúa su media por encima de los 50 años y son los adultos de entre 45 y 54 años los que más la escuchan, mientras los jóvenes de entre 20 y 24 años los que menos.

Esta correlación se muestra claramente en la tercera oleada del EGM de diciembre de 2021, donde se aprecia cómo mientras que la radio pierde oyentes, el “podcast” los gana, llegando a superar ya la cifra del millón de oyentes en nuestro país. En las estadísticas se hace patente que existe un claro trasvase de oyentes que pasan de la radio al “podcast”, y aunque el cambio sea lento y poco significativo aún, cada vez será mayor.

¿Un “podcast” es radio?

Si se sube contenido previamente emitido en una cadena de radio sí. El “podcast” sería entonces una de las extremidades que salen de la radio y la complementan. Sino, no se puede considerar al “podcast” como radio, ya que aunque el producto que ofrece sea parecido lo hace de una forma totalmente distinta.

Ilustración de un micrófono emitiendo contenido | Fuente: denemenlazim.net

Por lo tanto, el “podcast” supone actualmente una amenaza y una oportunidad para la radio. Una amenaza, ya que supone la emigración de un gran número de consumidores a este nuevo soporte donde consumir audio. Pero también una oportunidad, ya que implica poder seguir emitiendo para su público de forma tradicional, pero a la vez conectar con un público joven y/u ocupado, que no podía consumir el contenido en directo.

¿Cómo gana dinero un “podcast”?

La publicidad es la fuente de financiación principal de la radio. En los podcast ocurre igual. Los programas que se emiten tienen detrás empresas que los patrocinan y anuncios insertados al comienzo, final o durante la duración del propio podcast.

A parte de con publicidad y patrocinadores, los “podcast” también ganan dinero con métodos parecidos a los de YouTube. Ya sea a través de suscripciones, donaciones u ofertando productos relacionados con el propio “podcast”, un “podcast” puede llegar a ser tan rentable o más que cualquier programa de radio.

El futuro de la radio

Según el consumidor actual de radio vaya haciéndose mayor y desapareciendo por fruto de la edad, el que actualmente consume “podcast” irá haciéndose también mayor y aumentando la demanda del mercado.

Francamente no se sabe si dentro de diez, veinte o treinta años quedará mucha gente que escuche la radio. Pero, al igual que con la televisión, siempre habrá alguna persona que en el coche escuche música o vea el telediario de las tres mientras come en familia. Entonces, el podcast no será el hijo, sino el hermano mayor. Y sin complementar, sino suplantando a la radio, se desconoce en qué papel, se da por hecho que secundario, quedará nuestra mítica compañera de mil historias.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario