El fenómeno Måneskin

0
1921
Ethan, Victoria, Damiano y Thomas, integrantes de Maneskin | Fuente: Instagram

La banda de glam rock de la que habla todo el mundo

No había habido un ganador de Eurovisión con tanta repercusión desde el triunfo del grupo sueco ABBA en 1974 con Waterloo. Es innegable que las redes sociales y las portadas de revistas y periódicos se han llenado de Måneskin en los últimos meses. Pero, ¿cuáles son las claves para entender su éxito?

Publicidad

A día de hoy, su versión de Beggin de The Four Seasons, ocupa el número uno en el chart global de Spotify. Y no es la única canción interpretada por la banda que se ha colado en el Top 50 mundial. También lo ha hecho su éxito I wanna be your slave, del que, la semana pasada, se estrenó un videoclip de lo más atrevido y provocativo. Dos adjetivos que definen a la perfección a los cuatro jóvenes italianos que conforman el grupo. Aunque parezca que Måneskin haya empezado ahora sus andaduras en la música, tiene una carrera previa a Eurovisión. Pero ha sido a raíz del festival europeo cuando ha entrado en el mercado internacional.

Gracias tanto a sus letras como a su vestimenta, basada en el cuero, el látex y la piel al desnudo, y su maquillaje, han logrado convertirse en unos auténticos sex symbols para las generaciones más jóvenes. Al grito de “el rock & roll nunca muere”, el grupo ha traído de vuelta al panorama musical el rock, más concretamente, el glam rock.

¿Qué es el glam rock?

Tiene sus orígenes en el Reino Unido de la década de 1970 y bebe del art rock, el rock & roll, el jazz, el blues, el pop y el hard rock. Su nombre proviene de la palabra “glamour”, clave para entender el concepto. Algunos de los pioneros fueron Gary Glitter, David Bowie o Freddie Mercury, que utilizaban atuendos de colores estridentes y llamativos, con plumas, plataformas… A todo ello se le añade una estética andrógina. El rock venía de un estilo muy rudo y en el que los músicos eran varoniles y masculinos. Por tanto, esto supuso una ruptura con la tradición rockera impuesta hasta entonces.

Freddie Mercury, uno de los representantes del glam rock | Fuente: Instagram

También hoy, la aparición de Måneskin supone una ruptura con los estereotipos de género que continúan vigentes. Podríamos hablar de una nueva masculinidad en la que lo masculino, propiamente dicho, no es lo único válido, sino que hay un sinfín de maneras de expresarla. Y lo mismo ocurre con la feminidad que representa la única integrante mujer. No está de más recordar que no han sido los primeros en defender estos ideales públicamente. Otros artistas como Harry Styles o Ezra Miller ya habían aparecido en alfombras rojas con unos looks que no correspondían con lo que socialmente se entiende por género masculino.

No sabemos cómo irá evolucionando la carrera musical de Måneskin, ni si serán tan recordados y aclamados como ABBA dentro de 30 años. Pero, de momento, podemos afirmar que lo de la banda italiana ha sido un verdadero fenómeno de masas, y que su participación en Eurovisión y su aportación a la música no caerán en el olvido.

Publicidad

Deja un comentario