Claves para entender la situación de las mujeres afganas

0
365

La crisis humanitaria en Afganistán es el principio de una cuestión que acompañará a la sociedad a largo plazo. Por ello, impera que la comunidad internacional desarrolle un sentido de crítica y un sentimiento de solidaridad que comiencen a crearse a partir de obtener claves y conocimiento acerca del tema en cuestión.

Publicidad

Desde hace semanas se va haciendo eco sobre la difícil situación en la que se encuentra la población afgana. Un marco que lleva acompañando al país durante décadas. Afganistán ha sufrido una de las situaciones prolongadas de refugiados más graves del mundo. Ello sumado a que, según la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), prácticamente la mitad de la población de Afganistán necesita ayuda humanitaria para sobrevivir. 

Desde enero de 2021, determina ACNUR, ha habido 570.000 nuevos desplazados. De ellos, el 80% son mujeres y niños. Y es que, la situación de las mujeres afganas despertó a la comunidad internacional cuando, tan solo horas después de que los talibanes entraran en Kabul, se convocó una rueda de prensa en la que expresamente determinaban que: Los derechos de las mujeres y niñas serán respetados en Afganistán dentro de lo que marca la sharía. Un régimen previamente implantando en los mediados de los 90 que se caracteriza por un carácter misógino.

Prohibiciones sobre las mujeres y las niñas

La Asociación Revolucionaria de las Mujeres de Afganistán (RAWA), creada en Kabul en 1977 por Meena Keshwar Kamal, ha servido de altavoz para denunciar la sharía y las violaciones a los derechos de las mujeres y a su integridad. Resumida en 29 puntos, RAWA compartió una lista de prohibiciones que los talibanes impusieron sobre las mujeres y las niñas:

  1. El trabajo femenino queda terminantemente prohibido fuera de los hogares. Solo unas pocas doctoras y enfermeras tienen permitido trabajar en ciertos hospitales de Kabul para atender a mujeres y niñas.
  2. Las mujeres tienen prohibido salir de casa para realizar cualquier actividad siempre que no vayan acompañados de su mahram, hombre de parentesco cercano, como padre, hermano o marido.
  3. Las mujeres no pueden cerrar tratos con comerciantes masculinos.
  4. La atención médica es también precaria para las mujeres, ya que no pueden ser atendidas por sanitarios varones. Al haber un número tan reducido de médicas y enfermeras, son muchas las que no pueden acceder a una atención adecuada, lo que deriva en problemas de salud de diferente gravedad e incluso la muerte.
  5. La educación está vetada a las mujeres. No pueden acudir a estudiar a escuelas, universidades o cualquier otra institución educativa.
  6. Las mujeres no pueden mostrar ninguna parte de su cuerpo en público, por lo que están obligadas a llevar un velo largo que les cubre incluso el rostro (burka).

    Mujer con Burka en Kabul | Wikimedia Commons
  7. Todas aquellas mujeres que no vistan de acuerdo a las reglas establecidas por los talibán o que no vayan acompañadas de su mahram serán sometidas a azotes, palizas y abusos verbales.
  8. Las mujeres que muestren sus tobillos serán sometidas a azotes en público.
  9. Las mujeres acusadas de mantener relaciones sexuales fuera del matrimonio serán lapidadas.
  10. Se prohíbe el uso de productos cosméticos. De hecho, durante el ‘reino del terror’ talibán entre 1996 y 2001 se reportaron casos en los que se amputaron los dedos a mujeres a las que se detuvo por llevar las uñas pintadas.
  11. Las mujeres tienen prohibido hablar o dar la mano a varones que no sean su mahram.
  12. Ningún extraño debe oír la voz de una mujer, por lo que las mujeres tienen prohibido reír en público.
  13. También está prohibido que las mujeres lleven zapatos de tacón, ya que pueden producir sonido al caminar (un varón no puede oír los pasos de una mujer).
  14. Las mujeres no pueden subirse a un taxi sin la compañía de su mahram.
  15. Las mujeres no pueden tener presencia en la radio, la televisión o en reuniones públicas de cualquier tipo.
  16. El deporte también está vetado para el género femenino. No pueden practicarlo ni acceder a ningún centro deportivo.
  17. Las mujeres tienen prohibido montar en bicicleta o en motocicleta.
  18. Está prohibido que las mujeres lleven ropas de colores vistosos, ya que los talibanes dicen que son «colores sexualmente atractivos».
  19. Las mujeres no pueden reunirse con motivo de festividades con propósitos recreativos.
  20. No pueden lavar la ropa en los ríos o plazas públicas.
  21. En el régimen talibán, ninguna calle, plaza o avenida puede llevar la palabra ‘mujer’ en su nombre. De hecho, durante el régimen talibán en Afganistán de los 90, el «Jardín de las Mujeres» de Kabul pasó a llamarse «Jardín de la Primavera».
  22. Las mujeres tampoco pueden asomarse a los balcones o ventanas de sus domicilios. No deben ser vistas.
  23. Para evitar que cualquier extraño pueda ver a una mujer, es obligatorio que las ventanas sean opacas.
  24. Los sastres no pueden tomar medidas a las mujeres ni elaborar ropa femenina.
  25. Las mujeres tiene prohibido el uso de baños públicos.
  26. Existe segregación en los autobuses. Así, hay medios de transporte para hombres y otros para mujeres.
  27. Las mujeres tiene prohibido utilizar pantalones acampanados, incluso cuando estos quedan ocultos bajo el burka.
  28. Nadie puede fotografiar o filmar a mujeres.
  29. Además, está totalmente prohibido publicar imágenes de mujeres impresas en revistas y libros. Tampoco pueden colgarse imágenes de mujeres en casas y tiendas.

Respuesta internacional

Para las mujeres afganas sobrevivir nunca ha sido fácil, pero la irrupción de los talibanes complica su delicada situación. Informes de la Unión Europea recabados por el Servicio Europeo de Acción Exterior atestiguan ejecuciones, latigazos públicos, restricciones a las mujeres y el secuestro de chicas jóvenes para casarse a la fuerza.

El 18 de agosto de 2021 declaran conjuntamente Albania, Argentina, Australia, Bosnia y Herzegovina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos de América, Guatemala, Honduras, Macedonia del Norte, Montenegro, Noruega, Nueva Zelanda, Panamá, Paraguay, Reino Unido, República Dominicana, Senegal, Serbia, Suiza y la Unión Europea; sobre la situación de las mujeres y las niñas. En dicha declaración, se realiza hincapié en la seguridad, la protección, y la dignidad de las mujeres y niñas afganas. Además, se generaliza el rechazo hacia la discriminación y el abuso dejando entrever un ofrecimiento a otorgar ayuda internacional y cooperación: «Nosotros en la comunidad internacional estamos dispuestos a ayudar con asistencia humanitaria y apoyo para garantizar que sus voces puedan ser oídas.«

Asimismo, entre las cinco condiciones que plantea Bruselas para un posible reconocimiento del régimen talibán en Afganistán, el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales solicita ser enfocado con especial hincapié en aquellos de las mujeres, las niñas, y las minorías.

 

Publicidad

Deja un comentario