España arrasa a Costa Rica

0
189
La Roja dio una exhibición en su partido de estreno en Qatar | Fuente: Twitter: @SEFutbol
Publicidad

Los de Luis Enrique dominaron un partido en el que acabaron dando una exhibición

El estreno mundialista de ‘La Roja’ no ha podido ser mejor. Tras el primer gol de Dani Olmo que abrió la lata, los goles cayeron uno tras otro. El dominio de los españoles fue apabullante y acabó siendo una fiesta en el debut en Qatar (7-0).

España llegaba sobre aviso. La derrota de Argentina ante Arabia Saudí ya había puesto en alerta a todas las grandes selecciones del torneo. Además, la victoria de Japón ante Alemania venía a confirmar que los nuestros no podían ni mucho menos confiarse ante un rival a priori inferior. Tras la derrota de los alemanes ante el conjunto asiático, se abría la posibilidad de sacar ventaja a Alemania en la pelea por el primer puesto del Grupo E, y España no ha desaprovechado su oportunidad.

Publicidad

Las novedades de ‘Lucho’ funcionaron a la perfección

Luis Enrique plantó algunas novedades en su once inicial (Unai Simón, Azpilicueta, Rodri, Laporte, Jordi Alba, Busquets, Gavi, Pedri, Ferrán, Asensio y Dani Olmo). La primera a destacar es la inclusión de Rodri como central en lugar de Eric García o Pau Torres. El del City formó pareja de centrales con su compañero de equipo Aymeric Laporte, y respondió a la perfección. ‘Lucho’ ya había probado al habitual pivote como defensa en el partido amistoso ante Jordania. Además, en varias de las ruedas de prensa previas a este partido, había dejado caer la posibilidad de introducir este cambio en el partido de debut. Y Rodri ha respondido a la perfección. Ha aportado continuidad en el juego, velocidad y capacidad para sacar la pelota jugada desde atrás como hace en el Manchester City, uno de los máximos exponentes del estilo de juego que comparte España. El propio Luis Enrique confirmó estos motivos en la entrevista post-partido, haciendo referencia también a su capacidad para ganar duelos aéreos.

Rodri cumplió a la perfección en una posición menos habitual para él | Fuente: Twitter: @SEFutbol

La otra novedad fue la inclusión de Marco Asensio como nueve. A pesar de que el mallorquín ya había actuado así en partidos anteriores con La Roja, todo estaba pendiente del estado de Morata. El jugador del Atlético de Madrid no había podido entrenar en varias de las sesiones de esta semana, por un dolor en la garganta además de unas pequeñas molestias musculares. Tal y como se adelantó en la previa, Luis Enrique no tenía pensado arriesgar con él y así ha sido finalmente. Su posición la ocupó un Marco Asensio cuya confianza parece dispararse cada vez que juega con el conjunto nacional. Asensio demostró una tremenda movilidad, además de capacidad para asociarse de manera rápida, una grandísima ayuda para abrir la lata ante una Costa Rica que salió a esperar. El del Real Madrid pudo además marcar un buen tanto tras una jugada colectiva que acabó culminando, a pase de Jordi Alba y cruzando la pelota. Las novedades de Luis Enrique funcionaron a la perfección.

España abrió pronto la lata para arrollar a Costa Rica

Desde el principio del partido se estableció el plan de partido previsto. España tenía el control del balón, ante una Costa Rica parapetada atrás, en busca de alguna oportunidad al contragolpe. Dani Olmo avisó tras un exquisito pase de Pedri a la espalda de la defensa ‘tica’ que el jugador del RB Leipzig cruzó demasiado. A la segunda no perdonó. España se asociaba cada vez con mayor fluidez, encontrando a Pedri en todas las alturas del campo. El tinerfeño es un grandísimo facilitador a la hora de dinamizar los ataques, y a medida que crecía, el juego colectivo así lo hacía. En una de estas buenas asociaciones, quedó el balón para Gavi, quien trató de elevarlo por encima de la defensa para Dani Olmo. La pelota tocó en un defensor, lo que hizo que llegase a Olmo, quien la controló de manera exquisita para después picarla por encima de Keylor Navas. España había abierto la lata a los 10′, y no iba a quitar el pie del acelerador.

A los 20′ Asensio firmaba el 0-2. Diez minutos después, y tras un penalti sobre un Jordi Alba a un gran nivel, Ferrán Torres ponía el 3-0 con el que se llegaría al descanso. Los de Luis Enrique estaban imprimiendo un ritmo altísimo en la circulación de la pelota, sumado a una presión y posicionamiento que no daban ningún respiro a los costarricenses. Así, se inició la segunda parte en que cabría pensar que bajaríamos la intensidad, tratando de dosificar esfuerzos.

El listón sin embargo siguió en lo más alto, tras y como confirmó Luis Enrique tras el partido: «Siempre tratamos de insistir mucho en mantener la intensidad desde el primer minuto hasta el último». Los cambios sin duda contribuyeron a esta máxima. Ferrán Torres logró poner el 4-0 en una jugada de oportunista en la que se aprovechó de las dudas de la defensa rival. Soler y Morata sustituyeron a Pedri y Ferrán, y más tarde entrarían también Koke, Balde y Nico Williams. Gavi logró el cinco a cero en el 74′ en un gran remate con el que además se convirtió en el tercer goleador más joven de la historia de los Mundiales. Soler puso el sexto en el 90′. Morata puso la puntilla en el 92′ para redondear la actuación de una España que ya piensa en el partido del domingo ante Alemania.

Publicidad | Advertisement