Selección de películas para ver en San Valentín I

0
446

El 14 de febrero se acerca y qué mejor manera de celebrarlo que con un festival de lágrimas y reflexión vital

Así es, el día en el que capitalismo y amor se unen en un abrazo caro y empalagoso está a la vuelta de la esquina. Si algo podemos agradecerle a este día patentado por Hollywood y patrocinado por el Corte Inglés es la excusa de hacer un maratón de cualquier tipo. Especialmente en este año en el que citas típicas como ir al cine, a la Tagliatella, al restaurante japonés de confianza, o cualquier otra tradición que la pareja, relación poliamorosa o demás suelan hacer en esta fecha se ven truncadas (al menos, eso se espera para una favorable evolución de la humanidad).

Publicidad

Hay un sinfín de posibilidades. La pareja que escoge una fantasía romántica para volver a sentir esa sensación de amor adolescente, cuando los besos se daban entre Matemáticas y Ciencias del mundo contemporáneo y los días señalados se celebraban en el Foster’s Hollywood. El soltero o soltera que elige una comedia romántica para enfatizar la esperanza de un final feliz en el ámbito romántico, y/o aquella persona que se regodea en su miseria sentimental y opta por un maratón de películas trágicas, dónde lo más bonito que puede ocurrir es que uno de los dos amantes muera.

Por supuesto, estos ejemplos se basan en clichés y mitos pasados de generación en generación por el gigante del cine, pero ya sabes lo que dicen: «En todos los mitos siempre hay algo de verdad». Si quieres encarnar uno de esos estereotipos y probar algo nuevo este San Valentín, ya sea solo o con tu(s) pareja(s), aquí te señalo y comento siete películas románticas de época. En ellas se explora lo desgarrador que puede llegar a ser el sentimiento humano, a la vez que se muestra la belleza que se encuentra en experimentar el dolor y la alegría de amar.

7. Testamento de juventud (Testament of Youth)

Alicia Vikander (Vera) con Kit Harington (Roland) en una escena de la película.| Fuente:https://cinevirgilio.wordpress.com

El director James Kent, conocido por películas como The Affair o El cuento número trece, nos trae la adaptación de las primeras memorias de Vera Brittain, publicadas en 1933, y que en España podemos disfrutar gracias a Errata Naturae.

En esta producción (2014), Alicia Vikander (Tomb Raider, La chica danesa) da vida a Vera en sus años de crecimiento personal que dictó su camino como escritora en pro del pacifismo.

Con un reparto más que conocido, en el que encontramos a Kit Harington (Jon Snow en Juego de tronos), Colin Morgan (Merlín) o Taron Egerton (Kingsman: Servicio secreto, Rocketman), entre muchas otras caras conocidas, Testamento de juventud nos habla de la madurez. El mundo cambia, evoluciona y nosotros con él. Sólo podemos ir hacia adelante, madurando y aprendiendo a vivir con las experiencias y acontecimientos vividos.

En este caso la protagonista crece a la fuerza. En una época tumultuosa, la de la Primera Guerra Mundial, Vera tuvo que crecer de la noche a la mañana y ver cómo su mundo, acomodado y privilegiado, se derrumbaba a su alrededor.

Pero si esta obra se encuentra en esta lista es porque un gran acompañante de la película es el amor. La relación de Vera con su hermano, su pareja y familia. No se trata sólo del amor romántico, es el amor fraternal y familiar. La pasión, la dulzura, la sensación de hogar, la pérdida, la alegría de tenerlo… Un collage hermoso, sencillo y desgarrador, perfecto para hacernos recordar lo que tenemos y darnos el coraje para luchar por conseguirlo.

6. Vita y Virginia (Vita and Virginia)

Elizabeth Debicki y Gemma Arterton como Virginia y Vita. | Fuente: https://gayles.tv

Esta película (2018), basada en la obra de teatro de 1922 escrita por Atkins, nos plasma la relación amorosa que Virginia Woolf y Vita Sackwille-West mantuvieron en los años 30 y que dio lugar a la famosa novela Orlando: una biografía.

En este caso, nos encontramos con Gemma Arterton (Su mejor historia, Runer, Runer) en el papel de Vita acompañada por Elizabeth Debicki (Tenet, Viudas) como Virginia, en una producción donde lo que se enseña importa más que lo que se cuenta.

El director, Chanya Button (El mundo en llamas, Burn Burn Burn), representa en su película un amor tan íntimo y complicado de entender debido a la personalidad de las afectadas que el espectador tiene dos opciones: frustrarse al intentar comprenderlo o simplemente dejarse llevar por el camino de elegancia y pureza que el director, con su reparto y ambientación, recrea en las casi dos horas de película.

Al igual que el cliente que se sienta en una cafetería y escucha de fondo las anécdotas que la mesa de al lado cuenta y el cliente puede llegar a imaginar, esta película empieza in media res. En mitad de sus vidas, las dos protagonistas nos muestran la interpretación de una relación amorosa, tan sencillamente compleja, que una de ellas sólo podrá llegar a entender al plasmar el sentimiento que le produce su amante en un libro único y especial.

5. Su mejor historia (Their Finest)

Gemma Arterton (Catri), Sam Claflin (Tom Buckley) y Bill Nighy (Ambrose) en detalle del póster promocional. | Fuente:https://www.fantasymundo.com

Basada en el libro Their Finest Hour and a Half escrito por Lissa Evans y publicado en 2009 (en España por Grupo Anaya), se puede considerar la película (2016) más agridulce de la lista.

En 1940, Catrin Cole, interpretada por la ya mencionada y excelente Gemma Arterton (Hansel y Gretel: cazadores de brujas, Byzantium), se une a un equipo cinematográfico que debe escribir y rodar la película perfecta para subir los ánimos de la nación inglesa tras los incesantes bombardeos de Londres por parte de Alemania.

Con esta premisa la cinta consigue mandar su mensaje, el de la importancia del cine, a la vez que nos muestra una historia de amor casi en segundo plano. Se unen el amor al arte y el romanticismo en su versión más honesta sin caer en una dinámica empalagosa o demasiado adornada. La trama romántica se desarrolla de forma casi instantánea, podríamos decir que predecible, pero la forma en la que se trata y se incluye en la película la hace inevitable y que funcione tan bien.

Así, Su mejor historia es un oxímoron visual donde la alegría y el dolor van de la mano dando al espectador un producto ligero, tierno, bello y esperanzador.

4. Maurice

James Willby (Maurice) y Hugh Grant (Clive) en una escena icónica de la película. |Fuente: https://www.theguardian.com

E.M. Forster empezó a escribir en 1913 Maurice. Una historia con un protagonista homosexual que no vería la luz hasta 1971 debido a la actitud pública y legal en la Inglaterra del siglo XX.

La adaptación (1987) viene de la mano de James Ivory (Le Divorce, Regreso a Howards End) con un joven y atractivo Hugh Grant (Cuatro bodas y un funeral, El diario de Bridget Jones) en el papel de Clive, primer y principal interés amoroso de Maurice, al que le da vida James Willby (Una razón para vivir, Gosford Park).

La película, al igual que el libro, nos presenta a Maurice desde que es un joven adolescente y recibe su primera charla sobre sexo (por supuesto entre un hombre y una mujer), pasando por su estancia en Cambridge, donde ama por primera vez, y su vida tras acabar los estudios y empezar a vivir en el mundo real. Es aquí dónde verá de primera mano las consecuencias de que su condición sea condenada por la ley y hasta un roce de manos puede costarle su reputación y la vida.

Esta película la incluyo personalmente en un género al que llamo Ivy Love (Amor en la hiedra). Películas, normalmente de temática LGBTI y especialmente enfocada en la relación de dos hombres blancos cis, ambientadas en instituciones como Cambridge y Oxford. Así, en este escenario, Maurice nos ofrece el origen del despertar sexual y romántico del protagonista que le llevará a descubrir que el amor puede ser a la vez tan hermoso e inesperado como imprevisible.

Sin embargo, por lo que puede llegar a parecer, la cinta no es tanto un drama, si no más bien la mera representación de una injusticia social desde el punto de vista de un hombre acomodado que debe elegir y aceptar qué camino tomar.

3. Un hombre soltero (A Single Man)

Colin Firth (George) y Matthew Goode (Jim) en una escena de la película. |Fuente:https://www.anothermag.com

Empezamos el top tres con esta película (2009) que, como todas las de la lista, también está basada en un libro. Está escrito por Christopher Isherwood y fue publicado en 1964 (en España viene de la mano de la editorial Acantilado) bajo el mismo nombre que el que recibe la cinta.

Con un reparto excepcional y sublime en el cual nos encontramos a Colin Firth (Otro país, Mammma mia!), Julianne Moore (Las horas, Chloe), Matthew Goode (El descubrimiento de las brujas, Retorno a Brideshead), Ginnifer Goodwin (Por qué matan las mujeres, Érase una vez) y la aparición inesperada de Jon Kortajarena (La verdad, Alta mar), el director Tom Ford (Animales nocturnos) adapta la novela y nos trae un producto brillante.

Más que del amor, esta película trata sobre la pérdida de éste y cómo la vida no se detiene ante una tragedia. En ese caso la desgracia le sucede a George Falconer (Colin Firth), profesor de universidad en Los Ángeles, que tras la muerte de su pareja, interpretada por Matthew Goode, debe aprender a adaptarse a una vida sin él. En el transcurso de 24 horas el espectador es un invitado especial al dolor de George y las reflexiones que, tanto las que no hace falta expresar en voz alta, como aquellas que tiene con su mejor amiga y un alumno un tanto particular, serán vitales en una decisión que ni siquiera es consciente que está tomando.

La decadencia y la delicadeza se juntan en la experiencia que es el adentrarnos en los pensamientos y la vida de este profesor en su periplo vital de encontrar sentido a la tarea más difícil a la que se puede enfrentar el ser humano: vivir.

2. La doncella (The Handmaiden)

Kim Tae-ri (Sookee) y Kim Min-hee (Hideko) en una escena de la  película. | Fuente:https:https://www.primevideo.com

La segunda mejor película de la lista es una obra maestra que debe ser reconocida por su maestría a la hora de ejecutar y contar una historia sórdida, romántica, cómica y erótica en un despliegue visual en el que cada plano es un cuadro digno del Louvre.

Basada en el libro Falsa Identidad (Fingersmith) escrito por Sarah Waters y publicado en 2002 (en España por Anagrama), esta obra dirigida por Park Chan-Wook (Oldboy, Stoker) se estrenó en 2016 y fue aclamada por la crítica.

La historia nos lleva a la Corea de 1930; una Corea invadida por Japón en la que nuestras dos protagonistas cruzan sus caminos para embarcarse en la mayor aventura de sus vidas. Sookee, a la que le da vida Kim Tae-ri (Mr. Sunshine, 1987: When the Day Comes), es una criada que llega a ocuparse de Hideko, interpretada por Kim Min-hee (Helpless, Grass), una dama de alta alcurnia recluida en la mansión por su tío. La llegada de la doncella será el punto de partida en una rocambolesca sucesión de acontecimientos donde el amor, la traición, el odio y la esperanza serán los protagonistas esenciales en una historia tan cuidada como hipnótica. Una experiencia extraordinaria e inimitable.

1. Expiación, más allá de la pasión (Atonement)

Keira Knightley (Cecilia) y James McAvoy (Robbie) en una escena de la película. |Fuente:https://screenmusings.org

Llegamos al puesto número uno con una de las mejores películas de los últimos años y de todos los tiempos (creo que no hace falta añadir que la lista es objetivamente subjetiva).

Estrenada en 2007 como adaptación de la novela homónima escrita por Ian McEwan, publicada en 2001 y que podemos leer en España gracias a Anagrama, esta obra es de los casos excepcionales en los que la adaptación supera al original.

Joe Wright, director de películas tan épicas como Orgullo y prejuicio o Anna Karenina (2012), vuelve a apostar por su musa, Keira Knightley (protagonista de las películas mencionadas) en esta interpretación tan humana y sensible de la novela de McEwan.

La historia comienza un día de verano cualquiera en una mansión inglesa donde la pequeña Briony, interpretada por una jovencísima y rubia Saoirse Ronan (Mujercitas (2019), Lady Bird) ha terminado de escribir su primera obra de teatro y en su búsqueda de algún lector beta observa una escena desde una de las ventanas de la casa. En el jardín, su hermana Cecilia (Keira Knightley) está hablando con el hijo de una de las empleadas de la mansión, Robbie Turner (James McAvoy, al que podemos ver en películas como La joven Jane Austen Múltiple). Lo que parece ser un acontecimiento más en la vida de la familia marcará el destino de las personas que viven bajo su techo para siempre, embarcándose en un mundo cruel e injusto donde una mentira actúa como el detonante más letal pocos años antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Esta producción es una continuación de imágenes y diálogos icónicos, con una ambientación exquisita y unas actuaciones capaz de transmitir todas aquellas sensaciones necesarias para introducirte en la historia. Una historia de una traición nacida de la más pura inocencia privilegiada.

 

Hasta aquí siete películas y decenas de historias con algo en común: el amor. Ese concepto abstracto que nadie puede llegar a entender plasmado en un sinfín de relatos, cuerpos y almas. Si quieres descubrirlas solo hace falta empezar el maratón. Feliz San Valentín.

Publicidad

Deja un comentario