Previa semifinales de Conferencia NBA

0
274

Esta tarde arrancan unas semifinales de conferencia que reúnen a los 8 mejores equipos de la temporada regular. Continúa el asalto al trono de los Bucks

Boston Celtics y Milwaukee Bucks abren a las 19 hora española la segunda ronda de Playoffs de esta temporada 2021/2022 de la NBA. La primera ronda, que no ha dejado ninguna gran sorpresa en el resultado final, si ha dejado momentos, partidos y eliminatorias que el aficionado recordará, y en algunos casos promesas de lo que está por venir. Las eliminatorias de Nueva Orleans Pelicans y Minnesota Timberwolves, pese a la derrota, sientan las bases de dos proyectos que si siguen por el camino correcto, se convertirán en habituales en estas alturas de la temporada en el corto plazo.

Publicidad

CONFERENCIA OESTE

(1) Phoenix Suns – Dallas Mavericks (4)

Los Mavs de Luka Doncic celebrarán su primera presencia en segunda ronda desde 2011 enfrentándose a Phoenix Suns, finalistas el año pasado y uno de los máximos favoritos al anillo. Los de Dallas contarán con el base esloveno desde el inicio de la serie tras superar su lesión y estará mejor rodeado que nunca. En su ausencia, sus compañeros ,mención especial a Jalen Brunson, fueron capaces de mantener la eliminatoria frente a Utah igualada para después sentenciar en la primera ocasión que tuvieron con Luka en pista.

Ahora el reto es aún mayor. Los Suns no tienen defectos tan manifiestos como los tenían los Jazz en defensa y son un ataque mucho más engrasado, seguramente el que más en la liga. Buena parte del éxito de los Mavericks dependerá de su capacidad para encontrar caminos hacia el aro con frecuencia y de su acierto en el tiro de 3, mientras que mantener el nivel y el rigor defensivo que por momentos les ha situado como una de las mejores defensas de la liga, es a estas alturas imprescindible.

Por su parte los Suns llegan reforzados tras sobrevivir a la emboscada tremenda que sufrieron contra Nueva Orleans. Sin Devin Booker, con la eliminatoria empatada tras el cuarto partido y frente a un equipo en efervescencia como han sido los Pelicans, Phoenix cerró la serie por 4-2 en una demostración de carácter, de recursos, y de saber salir de situaciones complicadas. Estas dificultades, propias de playoffs, no deben hacernos olvidar lo que llevan siendo desde que la temporada comenzara en octubre: el mejor equipo de la liga. Vuelven a partir como favoritos en esta serie.

(2) Memphis Grizzlies – Golden State Warriors  (3)

Grizzlies y Warriors protagonizarán, en principio, una de las eliminatorias más atractivas de esta post temporada. Su estilo de juego rápido, alegre y la presencia de jugadores como Stephen Curry o Ja Morant sobre la pista  dan a entender que, como mínimo, será una serie que levantará al espectador del sofá en más de una ocasión.

Tras una temporada regular muy por encima de las expectativas, los jovencísimos Grizzlies (son la 2ª plantilla más joven de la liga) pasaron un mal trago en primera ronda frente a los Timberwolves. La rivalidad y el hambre de victoria en ambos lados sirvieron para que la inexperiencia de ambos lados brillase por encima de cualquier otra cosa, y nos regaló una de las series más locas, impredecibles e igualadas de los últimos años. Por momentos imposible de explicar lo que ocurría en cancha, los Grizzlies lograron remontar hasta en 3 ocasiones desventajas superiores a 10 puntos en el último cuarto para cerrar la serie con un resultado de 4-2. Un equipo sobrado de talento que acabó imponiéndose por carácter, por tener la cabeza un poco más fría que su rival (un poco solo) y por cometer menos errores en los momentos clave.

Al igual que ocurre con Dallas, ahora el reto para Memphis es totalmente diferente. Pasan de enfrentarse a un equipo joven y sin experiencia, a otro que se niega a aceptar que su época dorada ha terminado y que busca su cuarto anillo tras los logrados en 2015, 2017 y 2018. Los Warriors vuelven a unas semifinales de conferencia tras dos años fuera con sus pilares sanos, en un muy buen estado de forma y con un grupo de actores de reparto que ilusiona como ya hiciese años atrás. Mantienen sus momentos de ignición en ataque, a Draymond Green como eje de una defensa que por tramos es una trituradora y mucha ambición por recuperar lo que consideran suyo.

Solo la mejor versión de los Grizzlies, la que vimos en temporada regular, parece en posición de poner en serios aprietos a los Warriors, aunque como digo, es una versión que hemos visto durante 82 partidos esta temporada.

 

CONFERENCIA ESTE

(1) Miami Heat – Philadelphia 76ers (4)

Miami y Philadelphia se disputarán una plaza en la final de la conferencia este en una eliminatoria en la que a día de hoy, está sin confirmar la presencia de Joel Embiid. Tras sufrir una fractura facial en el último partido de primera ronda frente a los Raptors, el pívot camerunés es baja indefinida y su posible ausencia marca profundamente la serie. Los Sixers demostraron frente a Toronto ser capaz de lo mejor en sus victorias, como ocurrió en el sexto partido (132-97), y ser capaces también de lo peor, como mostraron en el quinto partido cuando apenas anotaron 88 puntos en casa ante unos Raptors mermados por las bajas. Encontrar regularidad en su juego ha sido una asignatura pendiente de estos Sixers desde la llegada de Harden en febrero, y aunque las sensaciones en primera ronda, en general, han sido buenas, la baja de Embiid puede tirarlo todo por tierra.

Con su jugador franquicia al mando, hay que poner muchos argumentos sobre la mesa para eliminar a los 76ers. Si Joel está en cancha a la defensa rival no le queda más remedio que centrarse en él, y Harden, Maxey y compañía gozan de mucho más tiempo y espacio para ejecutar, es el pilar sobre el que se sostiene el ataque de los Sixers. Si a eso añadimos que en el apartado defensivo es uno de los mejores protectores de aro de la liga, nos queda lo que la mayor parte del público NBA ha considerado este año: un claro candidato al MVP.

Por otro lado, aunque Embiid pudiese jugar todos los partidos de la serie, Miami seguiría partiendo como favorito. Arrasaron a Atlanta en primera ronda dando un auténtico recital en defensa y amenazan con estrangular de la misma manera el ataque de Philadelphia. Los problemas que asomaron a finales de marzo parecen haber quedado atrás y esto nos deja a Miami exactamente en la posición que dictaba la clasificación de la temporada regular. Acabaron en primer lugar y son el equipo a batir en el este. Por profundidad de plantilla, por quien la dirige, por el momento de forma de jugadores como Jimmy Butler, por la experiencia que tienen… porque al fin y al cabo, son un equipo construido para competir en estas semanas, para competir por el anillo.  Y a día de hoy, seguramente sea el equipo del este que se encuentra en mejor posición para optar a todo.

Si Embiid juega habrá serie, una larga, en la que los Sixers tendrán sus opciones, quien sabe hasta donde . Sin él, los Heat podrían acabar con la serie por la vía rápida y colocarse a un paso de volver a las finales. Queda esperar.

(2) Boston Celtics – Milwaukee Bucks (3)

Los Boston Celtics vuelven a protagonizar el enfrentamiento estrella de esta ronda de Playoffs, en este caso frente a los actuales campeones, Milwaukee Bucks.

Los Celtics, que barrieron a los Nets de Durant e Irving contra todo pronóstico (4-0), llegan a estas semifinales seguramente en el mejor momento que se les recuerda en los últimos años, desde que el proyecto de los Jays comenzara. Precisamente su estado de forma, el de Jayson Tatum y Jaylen Brown, es lo que argumenta en buena parte las esperanzas de Boston en estos Playoffs. Ambos parecen haber dado un salto adelante en cuanto a nivel y jerarquía, pasando de ser una de las mejores parejas jovenes, a una de las mejores parejas de la liga. Pero no solo de estrellas vivieron los Celtics. El 4-0 no se explica sin el papel de su cartel de secundarios, por encima del nivel mostrado en años anteriores, ni sin la labor de su nuevo entrenador, Ime Udoka, que parece haber encontrado la marcha extra que faltó en ediciones de playoffs anteriores. Han hecho de su defensa (la mejor de la liga) una pesadilla para cualquier rival, y han encontrado una fluidez en ataque que a principio de temporada, parecía casi una fantasía. Dan la sensación de tener una oportunidad real este año.

El problema para los orgullosos verdes es que enfrente estará el vigente campeón. El equipo liderado por Giannis Antetokounmpo ha hecho menos ruido que otros candidatos hasta ahora, pero eso no les hace menos favoritos al título. Han dedicado buena parte de su temporada regular a gestionar esfuerzos, y su primera ronda frente a Chicago Bulls tampoco puso muchos focos sobre ellos porque su superioridad y las lesiones de los Bulls hicieron de este un enfrentamiento bastante descafeinado. Todo esto no quita que los  Milwaukee Bucks sigan siendo el mismo equipo sólido, rocoso y físico que logró el anillo el año pasado. Su plan de juego seguirá funcionando hasta que aparezca alguien capaz de parar a Giannis de manera regular (poco probable), y cuando el griego no es suficiente, está rodeado de jugadores curtidos en mil batallas.

Es precisamente ahí, en el apoyo a Antetokounmpo, donde los Celtics le pueden generar problemas a los Bucks. Khris Middleton, segundo espada de los Bucks, cayó lesionado durante el enfrentamiento con Chicago y se perderá toda la serie. La falta de una segunda estrella tan fiable y tan contrastada como lo es Middleton pone más presión sobre los hombros de Giannis y sobre los del resto de sus compañeros, que deberán asumir más responsabilidades en los momentos calientes, en principio, sin la seguridad y la calidad de Khris.

Aun con esta baja, podemos esperar una serie larga. Son dos equipos armados para competir y estar en disposición de ganar a cualquiera, y el momento en el que llegan ambos solo alimenta las expectativas de una serie con sabor a final anticipada del este.

 

 

 

Imagen de portada vía @NBASpain

 

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario