Carles Puigdemont es detenido en Cerdeña

0
433

El exvicepresident es detenido por segunda vez, en esta ocasión sin gozar del privilegio de la inmunidad que le otorgaba ser europarlamentario

La pasada noche del 23 de septiembre, Carles Puigdemont fue detenido por la policía italiana de fronteras en el aeropuerto de Alghero, en Cerdeña, tras más de cuatro años perseguido por la Justicia española. La detención se ha producido por la orden internacional de búsqueda y captura que pesa sobre él desde 2019, emitida por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. Hoy mismo ha sido puesto a disposición de la Justicia italiana, quien decidirá si le deja en libertad o le entrega a la Justicia española.

El Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) retiró el pasado mes de julio la inmunidad parlamentaria al ‘exvicepresident’, a pesar de que el mes anterior, el 2 de junio, el Tribunal Europeo les dio la protección que demandaban mientras se resolviera el recurso que los tres eurodiputados (Toni Comín, Clara Ponsatí y el propio exvicepresidente catalán) presentaron contra el Europarlamento por aceptar el suplicatorio que solicitó el Tribunal Supremo.

Publicidad

Esto significa que se puede poner en marcha un proceso sin obstáculos para que se entregue al ‘exvicepresident’ a la Justicia española y pueda ser juzgado por delito de sedición, aunque existe la posibilidad de que Puigdemont solicite de nuevo al Tribunal de Justicia de la Unión Europea medidas cautelares urgentes para que se le devuelva la inmunidad de forma provisional.

Esta detención es muy importante para la situación política actual, cuando se acaba de constituir una mesa de diálogo entre la Generalitat Catalana y el Gobierno de España que puede verse afectada. Además pone en peligro los apoyos que puedan tener los Presupuestos Generales de Estado, que se presentan en unas semanas y en los que el voto a favor de Esquerra Republicana es importante.

Desde el Palacio de la Moncloa han lanzado un comunicado durante la madrugada en el que aseguran que «La detención del señor Puigdemont obedece a un procedimiento judicial en curso que aplica a cualquier ciudadano en la Unión Europea que debe responder de sus actos ante los tribunales». Además, añade que el Gobierno de España «manifiesta su respeto a las decisiones de las autoridades y tribunales italianos, al igual que siempre lo ha hecho con los tribunales españoles y europeos que han dictado resoluciones en los procedimientos judiciales que afectan al señor Puigdemont», y aprovecha para recordar que «en consecuencia, el señor Puigdemont debe someterse a la acción de la Justicia, exactamente igual que cualquier otro ciudadano».

Sin embargo, el presidente de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens afirma que «La detención de Carles Puigdemont es incomprensible. Se basa en una orden de detención judicial suspendida por el TJUE. A mí me parece que eso es una detención ilegal».

Hoy mismo ha tenido lugar una concentración frente al consulado de Italia en Barcelona que ha reunido a más de 300 personas que han pedido a la Justicia italiana que deje en libertad a Puigdemont. Hemos podido ver a personajes políticos como Laura Borràs, Jordi Cuixart o Pilar Rahola apoyar a los manifestantes.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario