El cambio climático en verano de 2021

0
446
Incendio forestal en Turquía | Fuente: Getty Images (The Economist)

Los efectos del cambio climático se han notado especialmente este verano

El día 9 de agosto de 2021 el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) publicó su sexto informe de evaluación después de siete años de estudio.

Sin embargo, no es necesario leer el informe para darse cuenta de que las consecuencias del cambio climático vienen notándose desde hace unos años, pero particularmente este año. En enero de 2021 Madrid sufrió la mayor nevada desde 1971 a causa de la borrasca Filomena, mientras que el 14 de agosto Córdoba registró 47,4º C, la temperatura más alta registrada en España.

Publicidad

España no es el único país que ha sufrido especialmente los efectos del cambio climático en verano de 2021. Julio fue el mes más caluroso en la Tierra desde que existen registros. Y este calor extremo se ha traducido en diferentes fenómenos naturales que han afectado a diversos puntos del globo terráqueo.

Entre el 26 de junio y el 7 de julio hubo una ola de calor en el noroeste de Estados Unidos y el oeste de Canadá que dejó más de 1.200 muertos según las estimaciones. Se trata de un fenómeno que no habría ocurrido de no ser por el cambio climático causado por el ser humano. Esta ola de calor también ha sido una de las razones por las que ha habido más de 1.500 incendios forestales en la provincia canadiense de Columbia Británica y más de 7.000 en el estado de California, en Estados Unidos.

Después llegaron las inundaciones en Europa causadas por las intensas lluvias que comenzaron el 12 de julio en el Reino Unido y afectaron a Alemania, Austria, Bélgica, Croacia, Francia, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, República Checa, Rumanía y Suiza. Alemania ha sufrido su peor desastre natural desde 1962 y ha sido el país más perjudicado del continente, con casi 200 fallecidos. Otros países como China e India también han experimentado lluvias torrenciales y consiguientes inundaciones.

Efectos de las inundaciones en Alemania | Fuente: Wikimedia Commons

Y, aunque los incendios forestales son comunes en el Mediterráneo durante los meses de más calor, este año han sido especialmente catastróficos. A pesar de que el 80% de los incendios son provocados por los seres humanos, ya sea por negligencia o intencionadamente, el cambio climático ha aumentado su frecuencia y su severidad. Chipre y Turquía ha sufrido unos incendios descritos como los peores de su historia, mientras que en Grecia se han calcinado 125.000 hectáreas a causa de la peor ola de calor que ha sufrido el país en 30 años. Argelia, Israel, Italia y Rusia también han experimentado importantes incendios forestales este verano.

Por último, cabe destacar el huracán Ida de categoría 4, que tocó tierra en Luisiana el 29 de agosto—en el aniversario del huracán Katrina—y que se ha convertido en el segundo huracán más intenso y que más daños ha causado en el estado.

Publicidad | Advertisement

Deja un comentario